31.6 C
Poza Rica de Hidalgo

Llama Marcela Guerra a hacer efectiva la Ley Marco Regional en Materia de Migraciones

Publicado en:

La diputada Marcela Guerra Castillo, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, llamó a las y los parlamentarios de América Latina y el Caribe a hacer efectiva la Ley Marco Regional en Materia de Migraciones con Enfoque de Derechos Humanos, aprobada en el FOPREL en 2019, mediante acciones, presupuestos y la facultad de control que tienen los parlamentos sobre los gobiernos.

Durante la inauguración del “Encuentro Interparlamentario de América Latina y El Caribe: Hacia la construcción de una agenda migratoria regional”, en la Cámara de Diputados, la diputada presidenta señaló que dicha ley proporciona directrices para generar legislaciones internas en los diversos países de la región para una migración segura, ordenada y regular, basada en el respeto, garantía y realización efectiva de los derechos humanos.

“Pero no nada más hay que enunciarlos, hay que hacerlos, hay que pasar del enunciado a la acción, ya lo dice la ONU constantemente. ¿Cómo vamos a pasar del enunciado a la acción? Con acciones, con presupuestos y con el control que ejercen los parlamentos sobre los gobiernos. Nosotros tenemos esa facultad exclusiva de fiscalización y de control, y hay que ejercerla”, externó.

Guerra Castillo resaltó que los migrantes son grupos altamente vulnerables frente al crimen organizado, ya que son víctimas de secuestro, de la trata de personas, de la explotación y la desaparición; “de enero a agosto del año 2023, 325 migrantes se registraron desaparecidos o fallecidos en su intento de cruzar la frontera norte de nuestro país”.

Aunado a ello, apuntó, en algunos países se han adoptado posturas intolerantes que criminalizan a los migrantes como es el caso de Estados Unidos, sobre todo en Texas; “hay que decirlo, todos tienen nombre y apellido”.

En ese sentido, enfatizó, “debemos ser claros y contundentes también contra el racismo, la xenofobia y la estigmatización contra los migrantes”.

“La migración debe ser ordenada, segura y regular, pero no criminalizada, no podemos criminalizar a los migrantes porque ellos también significan desarrollo y tenemos que trabajar por la inclusión”, complementó.

La diputada presidenta indicó que México respeta la soberanía y autodeterminación de los países respecto a la implementación de políticas públicas, “pero los parlamentos tenemos la oportunidad de diseñar el marco normativo en que ocurre el tránsito de las personas, la observancia de los derechos humanos”.

“Debemos atender las causas estructurales de la migración y establecer prioridades para la protección de los derechos humanos, procurando el bienestar de todas y todos”, añadió.

Refirió que la política migratoria de México tiene siete componentes fundamentales: la responsabilidad compartida, la movilidad y migración internacional regular, ordenada y segura, la atención a la migración irregular, el fortalecimiento institucional, la protección de connacionales en el exterior, la integración y reintegración de personas en contextos de migración y movilidad internacional, y el desarrollo sostenible.

Asimismo, manifestó que coincide con la idea de que la responsabilidad compartida entre los Estados es de vital importancia para enfrentar los retos de la migración y que debe existir un enfoque transversal con plena coordinación entre diferentes actores, como el gobierno, los organismos internacionales, las empresas y la sociedad civil.

Expresó que “la Cámara de Diputados está consciente de la dificultad para la atención en este fenómeno debido a las numerosas variables que tiene, por lo que no podemos desaprovechar este espacio para dialogar e intercambiar experiencias y también problemas”.

“Nos podemos permear de nuestras ideas unos con otros y, además, buscar soluciones nuevas y novedosas, y desde el ámbito de nuestras respectivas competencias, para analizar las dimensiones del fenómeno migratorio a través de un enfoque transversal”, agregó.

Necesario, construir una agenda en materia migratoria

Al inaugurar este encuentro, la diputada Sofía Carvajal Isunza (PRI), presidenta de la Mesa Directiva del Grupo de Países de América Latina y el Caribe (GRULAC-IP), dijo que este foro va a servir para sentar las bases de una agenda parlamentaria en materia migratoria regional. “México se ha convertido en un importante país de tránsito y destino para personas migrantes y el flujo migratorio por nuestro territorio ha aumentado”.

Señaló que como país de destino y tránsito tenemos la obligación convencional de construir un marco regulatorio que respete los derechos humanos de las personas migrantes. Indicó que el objeto central de este espacio de diálogo es abrir los micrófonos a los representantes parlamentarios de toda América Latina y El Caribe, para que desde los parlamentos se construya una agenda en la materia.

Garantizar una migración segura, ordenada y regular

Dana Graber Ladek, jefa de Misión y representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), hizo un llamado a trabajar en conjunto para garantizar una migración segura, ordenada y regular, proteger los derechos humanos de las personas, abordar las causas subyacentes de la migración hacia un futuro más próspero, inclusivo y sostenible para toda la gente en América Latina y el Caribe.

Consideró fundamental abordar temas como la migración, explotación laboral, tráfico de personas y violencia mediante el impulso y promoción de políticas migratorias más inclusivas y humanistas. Puntualizó que las políticas públicas emanan de las normas de cada país, por lo que “debemos trabajar desde un enfoque regional, nacional y local para mejorar la gobernanza migratoria. Este tema requiere una cooperación regional, no hay un país que pueda abordar este tema solo”.

–ooOoo–

Ciudad de México, a 16 de abril de 2024

DIPUTADA MARCELA GUERRA CASTILLO

Presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados

Mensaje durante el “Encuentro Interparlamentario de América Latina y el Caribe: Hacia la construcción de una agenda migratoria regional”, en el Palacio Legislativo de San Lázaro. 

Muy buenos días, tengan todas y todos, y bienvenidos a esta Cámara de Diputados, es un gusto recibirles. Y esto reafirma la voluntad de nuestros países de atender los retos generados por los fenómenos migratorios.

Agradezco ampliamente a la Organización Internacional para las Migraciones por las gestiones emprendidas para llevar a cabo este importante evento y, por supuesto, a la señora Dana Graber y a las personas que le acompañan por estar aquí, por facilitar, para permitir que estemos todos los congresistas, las parlamentarias y los parlamentarios este día discutiendo el fenómeno de la migración en nuestros países.

También a la diputada Sofía Carvajal, presidenta del Grupo Latinoamericano y del Caribe de la Unión Interparlamentaria, una compañera y amiga, por su iniciativa de impulsar este evento, este encuentro entre colegas, y felicitarla por su arduo trabajo frente a GRULAC en la Unión Interparlamentaria.

Compañeras y compañeros: 

La migración es una actividad tan antigua como la humanidad misma, impulsada por motivos económicos, motivos sociales, políticos, climáticos y, por supuesto, también como resultado de conflictos armados o incluso hasta por la presencia del crimen organizado en las comunidades y en las regiones.

Hoy en día nos enfrentamos a retos y desafíos originados por los crecientes flujos migratorios a lo largo y ancho del planeta.

Según la División de Población de las Naciones Unidas del año 2020, y a pesar de la pandemia del Covid-19, el número de migrantes internacionales en todo el mundo alcanzó 281 millones de personas.

Durante el año 2023 en materia de migración forzada, 110 millones de personas abandonaron sus hogares huyendo de la violencia, pero también de los efectos ocasionados por los estragos del cambio climático, como las sequías atípicas, los incendios, los huracanes, entre otros fenómenos naturales, porque de acuerdo al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, ACNUR, y Refugiados, la región de América Latina y del Caribe no es la excepción, muchos de nuestros países en nuestra región se han convertido en origen, destino y tránsito ante el aumento del flujo migratorio irregular.

La situación de México es de considerable atención, toda vez que uno de los países con mayor tránsito del mundo de miles de personas provenientes de todos los continentes ingresan cada año por parte de nuestra frontera, que es una frontera muy grande, y hay que decirlo, una frontera de dos mil 300 kilómetros, porque buscan mejorar su calidad de vida, y muchos, muchos de ellos, que transitan en condiciones deplorables, buscan ir a Estados Unidos, y la frontera que México tiene es de esa, de dos mil 300 kilómetros, es una frontera de las más grandes y activas del país y esto atrae a los migrantes.

Los migrantes son grupos altamente vulnerables frente al crimen organizado, víctimas del secuestro, de la trata, de la explotación y la desaparición; incluso, de enero a agosto del año 2023, 325 migrantes se registraron desaparecidos o fallecidos en su intento de cruzar la frontera norte de nuestro país.

La frontera no es fácil de acceder, ustedes saben que la política migratoria de Estados Unidos es una de las más desgarradoras y desencarnadas en el mundo, no sólo hay un muro en algún gran tramo, sino también tenemos el Río Bravo, muchos de ellos no saben nadar, mueren ahogados en el intento, niños no acompañados, o sea, es un peligro constante; sin embargo, ante el temor de ser víctimas de otro delito o de ser expulsados del país, no hay las denuncias, no hay la cultura de la denuncia por parte de los migrantes.

En algunos países se han adoptado posturas intolerantes que criminalizan a los migrantes como en el caso de algunos estados, sobre todo Texas, hay que decirlo, todos tienen nombre y apellido, Texas es un estado, Arizona, Nuevo México, son estados que colindan con los dos mil 300 kilómetros que compartimos con Estados Unidos.

Ahora, México, por ejemplo, en el caso nuestro, tenemos una relación de claroscuro con Estados Unidos, les voy a explicar por qué. Por un lado, tenemos un Tratado de Libre Comercio que es uno de los tratados más vibrantes del planeta, ¿por qué? Porque tenemos una generación de comercio, de tránsito de personas confiables y que dan certeza, y ese es uno de los aciertos en la relación, la relación comercial, la relación de producción, de tránsito de bienes y de personas confiables.

Pero tenemos irritantes en la relación, que es también el fenómeno migratorio y, por supuesto, de ellos hacia nosotros, el trasiego de armas que aquí en México nosotros no tenemos Segunda Enmienda, no tenemos. La Constitución no nos permite ir a comprar a un menor o a un mayor de edad ir, a comprar tranquilamente armas a un supermercado o en alguna ferretería o en alguna tienda de armas especializada.

En México no hay libre portación de armas. En Estados Unidos, la Segunda Enmienda constitucional sí lo permite y esto genera abusos de tráfico de armas a nuestro país, muchas de ellas, muchas de ellas que van a parar al crimen organizado, y esto está comprobado en una operación que se hizo durante el gobierno del presidente Obama, en donde se, lo que decimos, se marcó el ADN del arma para ver hasta dónde iba, un arma que transitaba o que era comprada en una armería de Estados Unidos que hay, por cierto, muchísimas a lo ancho de la frontera, y que a la hora de captar a bandas del crimen organizado, esa arma venía de Estados Unidos.

Entonces, esto ya se ha hablado mucho con la operación “Rápido y furioso”, es una operación que coloquialmente así se llamó, hubo muchísimas críticas, hubo debates, hubo las bilaterales que teníamos nosotros con los senadores de Estados Unidos, en ese entonces yo era senadora de la República, entonces ahí hicimos una serie de planteamientos en cuanto a cómo regular esto cuando ellos tienen, mediante la Segunda Enmienda, la forma de comprar y también de distribuir.

Bueno, continúo con mi discurso. Y debemos de ser claros y contundentes también contra el racismo, la xenofobia y la estigmatización en todo momento contra los migrantes. No estamos de acuerdo, y esto lo tratamos muchísimo en un foro que se hizo, un foro en el Parlamento Latinoamericano, donde se concluyó que la migración ordenada, segura y regular, pero no criminalizada, no criminalizada, no podemos criminalizar a los migrantes porque los migrantes también significan desarrollo y tenemos que trabajar por la inclusión.

México respeta la soberanía y autodeterminación de los países respecto a la implementación de políticas públicas, pero los parlamentos tenemos la oportunidad de diseñar en el marco normativo en que ocurre en el tránsito de las personas, es decir la observancia de los derechos humanos.

Debemos de atender las causas estructurales de la migración y establecer prioridades para la protección de los derechos humanos, procurando el bienestar de todas y todos.

Nosotros, en el 2011, hicimos una, instrumentamos una ley, una gran Ley de Derechos Humanos, y esa, del 2011, que cualquier persona que toca suelo mexicano ya está protegida por los derechos y las leyes mexicanas, y esto nos ha hecho avanzar muchísimo en materia de respeto a los derechos humanos, sobre todo a los migrantes que pasan penurias y que vienen de otros países del Cono Sur y tratan de buscar mejores condiciones de vida.

Les comparto las últimas acciones emprendidas por México:

Nuestra política migratoria tiene siete componentes, éstos son fundamentales.

Primero: la responsabilidad compartida. No es nada más cuando un migrante llega, tenemos una responsabilidad compartida, sobre todo, por ejemplo, con Estados Unidos hemos llegado a tener grandes diálogos con ellos.

Yo les quiero decir algo también importante, difícilmente un país le permite a otro tener más de 50 consulados para atender el problema de las personas o de la diáspora y de los migrantes que están en ese país, independientemente de la situación regular o irregular. Nosotros, México cuenta, tiene en territorio de Estados Unidos, a lo largo y a lo ancho de ese territorio, más de 52 consulados que atienden a nuestros migrantes, que atienden a la diáspora mexicana.

El punto número dos es la movilidad y migración internacional que nosotros tenemos como regular, ordenada y segura, como bien lo acabo de decir, y no criminalizar.

Tres: la atención a la migración irregular en todos los aspectos, tratamos de, la misma ley del 2011, lo obliga.

El cuarto es el fortalecimiento institucional. En nuestras instituciones contamos con las herramientas y algunas veces tenemos desde esta Cámara que luchar por los presupuestos porque a veces los presupuestos tienden a la reducción y esto también baja la calidad de atención en las instancias. Seguimos en la lucha, compañeros, porque es una facultad exclusiva de esta Cámara el de establecer los presupuestos debidos para este fin.

La siguiente es la protección de connacionales en el exterior. Ya lo dije, tenemos más de 50 embajadas en Estados Unidos, que ahí está nuestra principal diáspora, más de 40 millones de mexicanos viven en este país vecino. Y, constantemente, nosotros somos un país de tránsito, en estos dos mil 300 kilómetros constantes hay un flujo de personas regulares y también irregulares.

La integración y la reintegración de personas en contextos de migración y movilidad internacional. Y, por último, el desarrollo sostenible.

En el año 2016, en el Parlamento Latinoamericano y Caribeño se reafirmó el compromiso con las personas migrantes a través del Acuerdo de Cooperación de OIM PARLATINO y, posteriormente, en el 17 durante la 33 asamblea ordinaria se aprobó la Resolución sobre las Migraciones que subrayan la importancia de la implementación de las estrategias de inclusión, reintegración de las comunidades de destino y origen para el pleno goce de sus derechos de las personas migrantes y no criminalizarlos. Eso es muy importante porque todos los seres humanos tenemos derecho a aspirar a una vida mejor.

Coincidimos en que la responsabilidad compartida entre los Estados es de vital importancia para enfrentar los retos de la migración y debe de existir un enfoque transversal con plena coordinación entre los actores como el gobierno, los organismos internacionales, las empresas y, por supuesto, la sociedad civil.

Esta Asamblea del PARLATINO nos permitió identificar las necesidades y acciones de responsabilidad como el Estado para que en el 2018 México fuera el promotor de la creación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, auspiciada por la ONU y adoptado por 150 gobiernos.

En México, tenemos nosotros mucha experiencia en este tema y hemos aportado muchísimo al debate mundial en los distintos foros que tenemos e instancias internacionales, porque México precisamente ha sido un protagonista en este tema y hemos trabajado muchísimo sobre los derechos de los migrantes y el estudio de este fenómeno, de estos fenómenos migratorios.

Se trata del primer acuerdo negociado a nivel gubernamental, y me refiero a este Pacto Mundial, que cubre todas las dimensiones de la migración internacional de una forma integral y transversal.

Durante la Comisión Interparlamentaria Especial para las Migraciones, del Foro de Presidentes y Presidentas de Poderes Legislativos del Centro de América y la Cuenca del Caribe, FOPREL, nosotros formamos parte de FOPREL como muchos países aquí presentes, en el año 2019 se aprobó la Ley Marco Regional, misma que nos proporciona directrices para generar legislación interna en nuestros países para una migración segura, ordenada y regular, basada en el respeto, garantía y realización efectiva de los derechos humanos.

No nada más hay que decirlo, enunciarlos, hay que hacerlos, hay que pasar del enunciado a la acción, ya lo dice la ONU constantemente. ¿Cómo vamos a pasar del enunciado a la acción? Con acciones, con presupuestos y con el control que ejercen los parlamentos sobre los gobiernos. Nosotros tenemos esa facultad exclusiva de fiscalización y de control, y hay que ejercerla.

En el 2023, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobamos las reformas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos con el fin de proporcionarle facultades para supervisar las instancias migratorias y la elaboración de un diagnóstico anual sobre la situación que guardan y ejercer, como ya lo acabo de decir, la facultad que tenemos del control.

La Cámara de Diputados está consciente de la dificultad para la atención en este fenómeno debido a las numerosas variables que tiene, por lo que no podemos desaprovechar este espacio para dialogar e intercambiar experiencias y también problemas, porque de todos nos podemos permear de nuestras ideas unos con otros y, además, buscar soluciones nuevas y novedosas, y desde el ámbito de nuestras respectivas competencias, para analizar las dimensiones del fenómeno migratorio a través de un enfoque transversal.

Sean bienvenidas y bienvenidos todas y todos, colegas congresistas, porque estoy segura de que en este encuentro encontraremos el camino hacia una más profunda y estrecha cooperación parlamentaria en la materia que hoy nos convoca aquí en la Cámara de Diputados en México.

Enhorabuena, gracias por estar aquí.

–ooOoo–

Artículos relacionados

Artículos Recientes

spot_img