Conectate con nosotros

Sexo y Algo Más

¿Sexo oral durante la menstruación? ¡Sí!

Publicado

con fecha

Muchos hombres, e incluso mujeres, evitan tener relaciones sexuales durante la menstruación por el aroma de la sangre o por la sensación.

Sin embargo, el sexo, sobre todo el sexo oral en estas fechas, es muy placentero y beneficioso.

De acuerdo con un artículo publicado en el diario británico Metro, el sexo oral durante la menstruación no tiene nada de sucio o asqueroso, incluso, la sangre que deshecha la mujer en estos días NO está contaminada; así que olvídate de esa idea.

Tampoco tu cama se convertirá es una escena del crimen, ya que las mujeres apenas pierde de 30 a 40 mililitros de sangre durante 7 días, así que ni lo notarán.

El sexo oral durante la regla tiene muchos, muchísimos beneficios para las mujeres, ya que ayuda a aliviar los cólicos y mejora el estado de ánimo. ¡Nada mal!

Pero ¿y si mi novio no quiere?

Platica con él sobre tu deseo en la experiencia, pero NO lo obligues, recuerda que él también debe sentirse cómodo y disfrutar de la sexualidad.

Si quieren experimentar el sexo oral durante la menstruación, aquí te dejamos algunos consejos:

Protección

La protección nunca está de más, así que si realizan sexo oral usen condón. ¿Cómo? Muy fácil.

Con ayuda de unas tijeras, corta la punta y el borde superior del condón masculino. Después corta un lado, de forma vertical, para obtener un cuadrado o rectángulo.

Coloca esta pieza de latex sobre la vulva y la entrada a la vagina y ano, ¡Y listo! Sexo seguro.

Usa una toalla de baño

Si quieres evitar que alguna gota de sangre caiga en tus sábanas, te recomendamos unas una toalla de baño debajo, así si hay accidentes, solo tengas que lavar la toalla.

Ducha

Si tu chico quiere hacerte sexo oral, pero no desea mancharse de sangre, pueden hacerlo en la ducha.

Fuente

Periódismo y noticias del Estado de Veracruz

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Sexo y Algo Más

5 cosas que pasan en tu cuerpo cuando te excitas

Publicado

con fecha

Autor

Estar excitada, ya sea porque estés a punto de tener relaciones sexuales o porque acabas de ver un video XXX, te provoca una sensación completamente estimulante – sí, tú sabes de qué hablo.

Pero, además de que tus pezones se ponen duros, ¿qué más le pasa a tu cuerpo cuando te excitas? Aquí algunas cosas.

1. Parpadeas más

Puede parecerte extraño, pero tu cuerpo es muy sabio. Sucede que cuando te excitas, tus ojos comienzan a parpadear mucho más porque es la forma en la que se mantienen húmedos. Éstos necesitan lubricarse mientras estás encendida dado que requieren tener una visión clara (para ver bien ya sabes qué).

2. Tu vagina secreta flujo

En cuanto tu cerebro percibe la posibilidad de “tener acción”, tus vasos sanguíneos se expanden y envían un flujo de sangre adicional a tu zona íntima. Ese incremento en la circulación genera secreciones vaginales y abulta tu vulva. Además, las miles de terminaciones nerviosas en las áreas más sensibles de la vagina se activan.

3. Tienes una mini erección

Cuando estás excitada, el tejido de tu clítoris se inflama y endurece. ¡Sí, tienes una mini erección! Si tu excitación es demasiada, éste puede crecer al triple de su tamaño (por lo que requiere unos momentos luego del sexo para volver a su volumen normal; durante ese periodo quizá te cueste trabajo orinar).

4. Te vuelves más tolerante al dolor

Otra forma en la que tu cuerpo responde a tu excitación es volviéndose más tolerante al dolor. A medida que te enciendes, tu umbral de dolor aumenta, y lo hace aún más conforme te acercas al orgasmo. No es de extrañar que los expertos recomienden el sexo como analgésico natural para las migrañas o los cólicos menstruales.

5. Tu útero se eleva

A medida que te calientas, tu cuerpo se prepara para el sexo con penetración. Por ello, tu útero se eleva, alargando así el canal vaginal. Esto claramente significa que ahora hay suficiente espacio para que el pene entre ahí. Esta es una de las razones por las que tener varios juegos previos es tan importante.

Fuente

Sigue leyendo

Sexo y Algo Más

6 nuevas posturas sexuales para llegar al orgasmo a la vez

Publicado

con fecha

Autor

Como ya adelantábamos, lo de llegar al orgasmo a la vez no siempre es sencillo ni es tan habitual que se produzca. Ya vimos cómo con estas posturas tu disfrutarás y a tu chico le encantará y también cómo con estos trucos podéis estar más cerca de vuestro objetivo en común. Pero bien es verdad que en el sexo cada uno requiere sus tiempos y la comunicación es clave para que ambos disfrutéis. Sin embargo, si lo que estáis buscando es intentar llegar al clímax a la vez, os proponemos estas nuevas 6 posturas que podéis probar para lograrlo.

1. Nirvana
Esta postura se parece mucho al misionero, con la diferencia de que estaréis mucho más juntos. Él debe colocarse encima con la pelvis totalmente pegada a la tuya para que así se genere fricción durante la penetración y se estimule el clítoris. Aparte de esto, la cercanía y el contacto visual que se producen en esta postura os ayudarán a crear una conexión mucho mayor.

2. Cowgirl
¡Ahora le toca a la chica encima! Esta postura te permitirá controlar la intensidad y el ritmo de los movimientos para así alcanzar el orgasmo y tu pareja tendrá una visión completa de ti muy sugerente. Existen dos variantes, él tumbado o él sentado, elegid la que más os guste a ambos.

3. Frente a frente
Siéntate sobre una mesa que te eleve más o menos a la altura de tu pareja. Él debe colocarse frente a ti para penetrarte, lo cual os permitirá tener una unión visual y corporal muy intensa. Aunque él tendrá mayor libertad de movimiento, tú podrás guiarle con tus brazos alrededor de su cadera.

4. De lado
Esta postura es perfecta para combinar la penetración con la estimulación del clítoris. Tumbados de lado, tu pareja se pondrá detrás y tendrá las manos libres para acariciarte mientras se mueve a un ritmo constante.

5. El perrito
Al igual que en la anterior, en esta postura es muy sencillo combinar la penetración con las caricias. Él disfrutará al máximo porque la penetración será más profunda y tú gracias a la estimulación del clítoris que puede hacerte él.

6. Sin penetración
Por último, una forma muy efectiva de alcanzar el orgasmo a la vez es la masturbación mutua. Uno al lado del otro, os podéis estimular entre vosotros o a vosotros mismos y adaptar la intensidad para llegar juntos al orgasmo. ¡El éxito está asegurado!

Fuente

Sigue leyendo

Sexo y Algo Más

¿Por qué algunas mujeres solo llegan al orgasmo masturbándose?

Publicado

con fecha

Autor

Los problemas hay que atacarlos de raíz, pero cuando se trata de sexo la cosa se complica. Aunque tenemos la sensación de que cada vez se habla con más libertad y menos tabús de la sexualidad, siguen existiendo temas que provocan más vergüenza que otros. Y en el caso de las mujeres la masturbación y la dificultad de llegar al orgasmo en pareja, son dos del los más complicados de abordar.

Seis de cada 10 mujeres españolas tienen problemas para llegar al orgasmo cuando mantienen relaciones sexuales con sus parejas, según una encuesta realizada por la marca de preservativos Control. Esto no quiere decir que un 60% de las mujeres sea incapaz de llegar a experimentar orgasmos. Al contrario, es bastante habitual que sean capaces de llegar al clímax a solas. Entonces, ¿por qué no lo logran en pareja?

Aunque pueden ser muchos los factores que influyan, hay algunos que pesan más que otros. Según los expertos uno de los más importantes es el modelo sexual al que estamos acostumbrados. Este está basado en la penetración y esto no favorece el orgasmo de la mujer, que necesita de la estimulación del clítoris para conseguirlo. Y el segundo factor que más afecta es el estrés que se puede traducir a estar inquieta, sentirse incómoda. Para poder llegar al orgasmo es necesario encontrarse tranquila y sin preocupaciones y dejarse llevar por las sensaciones.

Para tener un orgasmo hay que estar relajada y desinhibirse y eso a veces no es tan fácil, y más cuando tenemos a una persona al lado, atenta a nuestras reacciones. Esto no sucede cuando te masturbas. Cuando estás tú sola estas más relajada, sabes qué es lo que sientes y lo que te gusta y cómo te gusta. También estas más relajada y con la mente más despejada, en ese momento solo estás pensando en ti.

En cambio cuando estas con tu pareja sueles centrarte en el placer del otro más que en el propio y eso no te permite disfrutar del todo.

El querer tener todo bajo control es otro obstáculo que impide que llegues al orgasmo. Cuando tenemos un orgasmo vivimos un momento de descontrol, pero si en vez de dejarte llevar te pones a pensar en cómo te ves, en qué igual no estás tan atractiva o que no eres lo suficientemente buena en la cama será muy difícil que consigas llegar al orgasmo.

Pero tenemos buenas noticias si logras el orgasmo a solas podrás conseguirlo en pareja solo debes relajarte, hablar con tu pareja y explicarle “cómo y dónde” y cuando menos pendiente estés y más te dejes llevar y disfrutes más cerca estarás de llegar al orgasmo.

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio

Lo + Trending