Conectate con nosotros

Salud

Pese a cáncer, México consumió 900 mil toneladas de embutidos en 2018

Publicado

con fecha

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud emitió una recomendación sobre el consumo de carne roja y procesada por el riesgo de generar cáncer, el Consejo Mexicano de la Carne señaló que en México el consumo de carnes frías alcanzó 974 mil toneladas durante 2018.

La producción de dichos alimentos procesados llegó a 965 mil toneladas, y además, al cierre de 2018, de acuerdo con las estadísticas del consejo, México se posicionó en el sexto lugar mundial, con 8.5 millones de toneladas de carne de res, cerdo y pollo consumidas al año.

Un estudio realizado por el extitular de la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kurt Straif, reveló que el consumo de carne roja y procesada es un carcinógeno confirmado para los seres humanos.

Por lo que en 2015 la OMS emitió un llamado ante el consumo de carnes roja y procesada, en el que señaló que el riesgo de desarrollar cáncer por consumo de dichos alimentos es pequeño, pero que aumenta con la cantidad consumida.

Con base en el estudio realizado Straif, cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en 18 por ciento.

No obstante, diversas instituciones, como la revista médica Annals of Internal Medicine, han rechazado la recomendación de la OMS por concluir que es falso que el consumo de carnes roja y procesada sea causante de cáncer de algún tipo.

En México, aunque la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) señaló que la carne roja por sí misma no provoca cáncer, confirmó que las sustancias añadidas a derivados como salchichas y embutidos sí lo pueden causar.

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Salud

Continúan mexicanos sufriendo problemas de mala nutrición en 2019

Publicado

con fecha

Autor

Más allá de cualquier Cuarta Transformación o corriente política o ideológica, los mexicanos continúan sufriendo desnutrición y sobrepeso, con diversos efectos en la salud, por una alimentación desequilibrada, que requiere una atención comprometida, aseguraron especialistas.

En conferencia de prensa, en la que se abordó el tema de la regulación en torno a la fortificación de harinas, Salvador Villalpando, del Instituto Nacional de Salud Pública, advirtió que en México existe ese doble problema a raíz de la malnutrición.

Recordó que en administraciones anteriores se recurrió a la fortificación de alimentos para brindar a la población micronutrientes que de otra manera le son difíciles de obtener; sin embargo, hoy, al dejar de aplicar esos programas se detiene el acceso a esos micronutrientes.

Como resultado de ello, siguen presentándose problemas de anemia por deficiencia de nutrientes como el hierro, el zinc, el calcio y el magnesio, que sumados a la obesidad, revela que aunque muchos mexicanos consumen más calorías, su nutrición no necesariamente es la adecuada.

Ante ello, la integrante de Salud Crítica, Ana Larrañaga, alertó que México se encuentra ante el reto de hacer frente a esta doble carga de malnutrición y que deriva en anemia y obesidad.

Una estrategia eficiente para hacer frente a este problema, sostuvo, es fortificar nuevamente los alimentos de mayor consumo en la población, entre ellos harina de maíz y trigo con nutrientes como hierro, zinc, ácido fólico y vitamina B, de acuerdo con la Norma Oficial NOM-247-SSA1-20098.

Aunque reconoció que esa norma está vigente, hoy solo siete por ciento de los productos elaborados con harinas de maíz y trigo se fortifican adecuadamente.

Como resultado de ello, desde 2019 la NOM 247 se encuentra en un proceso de revisión, por lo que aseguró que en los próximos meses se abrirá una ventana de oportunidades para garantizar que la población reciba una alimentación adecuada.

Al respecto, advirtió que el reto que deberá considerar la revisión de esta norma es establecer qué agencia gubernamental o autoridad deberá supervisar el cumplimento de esta suplementación, responsabilidad que no se define en la versión actual.

Ante ello, expuso que se propondrá establecer con claridad qué agencia gubernamental será la responsable de monitorear y hacer cumplir esta norma, especificar la frecuencia del monitoreo y garantizar la transparencia de los datos de dicho monitoreo.

Notimex

Sigue leyendo

Salud

Pacientes sin alguno de los hemisferios cerebrales recuperan habilidades

Publicado

con fecha

Autor

Los pacientes a quienes les removieron un hemisferio cerebral en la infancia pueden retener niveles sorprendentemente altos de habilidades cognitivas y motoras, revela un estudio publicado hoy en la revista Cell Reports por la investigadora Dorit Klieman, que encabeza a un grupo de especialistas en la materia.

“Hasta donde sabemos, ningún estudio a la fecha, ha investigado las redes funcionales en estado de reposo en todo el hemisferio en individuos con hemisferectomía”, explican los expertos.

Añaden que las alteraciones en la función cerebral que deben ser la base de gran parte de esta compensación, son poco conocidas, y sus estudios casi siempre se han limitado a habilidades y regiones cerebrales específicas.

Se estudió a seis pacientes a quienes les removieron un hemisferio cerebral en la infancia, o que cortaron las conexiones entre uno y otro hemisferio, por razones de salud. Los resultados presentados demuestran que el cerebro tiene gran capacidad de recuperación de las habilidades cognitivas y motoras.

Los investigadores identificaron “un conjunto confiable de redes cerebrales funcionales en personas sanas y se cree que subyace en nuestra cognición, emoción y comportamiento e investigamos estas redes cuantificando la conectividad funcional intrínseca en seis individuos que se habían sometido a la extirpación quirúrgica de un hemisferio”.

“La hemisferectomía es un procedimiento quirúrgico que generalmente se usa para aliviar ciertas formas de epilepsia intratable, al aislar el hemisferio afectado, ya sea retirándolo por completo (hemisferectomía anatómica, que a menudo incluye todas las estructuras subcorticales) o cortando todas las conexiones al hemisferio funcional (hemisferectomía funcional, con resección anatómica parcial)”, detallan los investigadores.

Hay daños consecuentes en las funciones sensoriales y motoras (descritas, por ejemplo, como hemiparesia y hemianopsia) pero incluso estos pueden recuperarse en cierta medida. La función del lenguaje se ha estudiado con cierto detalle, y también muestra una recuperación casi completa en muchos pacientes a quienes se les extirpó el hemisferio dominante de esta función.

Este estudio abordó tres preguntas que se complementan entre sí. Primero, ¿se puede aplicar un esquema de parcelación cortical basado referido a la conectividad funcional en individuos sanos a participantes con hemisferectomía?

En segundo lugar, ¿es confiable la conexión funcional dentro de cada individuo en dos sesiones de escaneo?

Por último, ¿las redes funcionales que encontramos en estos participantes difieren de las que se encuentran en los controles saludables?

Después de confirmar las dos primeras preguntas, encontramos redes de estado de reposo notablemente típicas en participantes con HS. El único hallazgo atípico fue un acoplamiento funcional anormalmente aumentado entre diferentes redes (conectividad normal dentro de la red pero mayor conectividad entre redes), puntualizan los investigadores.

Por último, los investigadores explican que para la realización de este estudio se analizaron los avances ya registrados que incluyen que “es posible retener una cognición notablemente intacta a pesar de la neuroanatomía profundamente atípica, ejemplificada en casos raros de hidrocefalia o lesiones cerebrales grandes”, lo que da pie a profundizar en la recuperación de habilidades cuando se ha afectado a este órgano.

Notimex

Sigue leyendo

Salud

Falta de sueño en niños y adolescentes provoca obesidad, revela estudio

Publicado

con fecha

Autor

Un estudio realizado por la Fundación Gasol de España reveló que la falta de sueño suficiente es un detonante para que los niños y jóvenes desarrollen obesidad.

El estudio Physical Activity, Sedentarism and Obesity in Spanish Youth, que fue publicado esta semana, también demostró que 40 por ciento de los niños, niñas y adolescentes españoles duermen menos, lo que les provoca tristeza, preocupación, infelicidad y sobrepeso.

“El estudio Physical Activity, Sedentarism and Obesity in Spanish Youth es pionero en el campo de los efectos de la falta de sueño en niños y adolescentes. El objetivo fue evaluar los estilos de vida y la obesidad de los niños y niñas, así como los adolescentes españoles”, explica la Fundación Gasol en su página oficial.

De acuerdo con la metodología empleada, el proyecto se realizó en España con una muestra representativa (3 mil 803 niños de 8 a 16 años de edad) en 245 planteles de primaria y secundaria, ubicados en 121 localidades de las comunidades autónomas españolas.

Para desarrollar la investigación, se colocó un reloj de pulsera en el 10 por ciento de los sujetos de estudio, el cual midió la aceleración que tiene una persona cuando se mueve.

Lo anterior permitió conocer de forma más precisa la intensidad del ejercicio y el patrón de actividad física a lo largo del día.

Además, se encontró que 20 por ciento de la población infantil presenta cuadros de tristeza, infelicidad y preocupación, mientras que en la adolescencia el porcentaje incrementa a 25.7.

La National Sleep Foundation establece que los niños de entre 6 y 13 años de edad que no duermen entre nueve y 11 horas diarias, así como los adolescentes de entre 14 y 17 años que no descansan de ocho a 10 horas, tienden a generar más sobrepeso.

Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indica que actualmente 340 millones de niños y niñas de todo el mundo padecen obesidad y, por primera vez, hay más personas con obesidad que individuos que pasan hambre.

Notimex

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio

Lo + Trending