Conectate con nosotros

Internacionales

Israel se alista para lucha enconada tras cargos a Netanyahu

Publicado

con fecha

La acusación por corrupción contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, previsiblemente afianzará aún más las posturas en el ya estancado sistema político nacional y podría poner a prueba la lealtad de sus aliados de derechas, dijeron comentaristas israelíes el viernes.

Los cargos parecen haber erradicado cualquier remanente de esperanza para un gobierno de unidad tras las elecciones de septiembre, abriendo la puerta a unos históricos terceros comicios generales en menos de un año.

En un discurso furibundo el jueves por la noche, Netanyahu fustigó a los investigadores y juró combatir el “intento de golpe de estado”.

Su opositor principal, el partido centrista Azul y Blanco, le exigió que “renuncie inmediatamente” a todos sus puestos en el gabinete, ya que de acuerdo con un fallo de la Corte Suprema, dijo, los ministros acusados no pueden continuar en funciones. Netanyahu es también ministro de salud, trabajo y asuntos de la diáspora, así como ministro interino de agricultura.

La ley no lo obliga a renunciar, pero las presiones para que lo haga son fuertes y no está claro si un político acusado podría recibir el mandato para formar nuevo gobierno. Netanyahu no ha podido formar una coalición de 61 bancas en el Knesset de 120 después de dos reñidas elecciones este año.

En una columna publicada el viernes en el diario israelí Yediot Ahronot, Amit Segal apuntó que la elección será “una guerra civil sin armas”. En el mismo periódico, Sima Kadmon comparó a Netanyahu con el emperador romano Nerón, diciendo que “se quedará en pie observando cómo se quema el país”.

Netanyahu está acusado de sobornos, fraude y abuso de confianza en tres causas de vieja data. Ha rechazado todos los cargos y acusado a la prensa, las cortes y la policía de someterlo a una “cacería de brujas”.

La acusación por presunta corrupción tendrá un alto costo para el Likud, el partido del mandatario, pero no está claro si alguno de sus miembros más destacados tiene el apoyo, o la voluntad, de reemplazarlo.

AP

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Internacionales

Argentina: Fernández anuncia miembros de su futuro gabinete

Publicado

con fecha

Autor

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, dará a conocer el viernes a los ministros de su gobierno de los que ya se saben algunos nombres, mientras sigue la incógnita sobre quién se hará cargo del área de economía, la más desafiante ante la actual crisis.

Cinco de los ministros fueron anticipados en los últimos días por Fernández, un peronista de centroizquierda que el próximo martes asumirá el poder en reemplazo del conservador Mauricio Macri, junto a la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2003-2007) como vicepresidenta.

Los nombres de los futuros ministros conocidos hasta ahora son de correligionarios con experiencia de gestión. Felipe Solá estará a cargo de la Cancillería, Ginés González García de la cartera de Salud, Agustín Rossi de la de Defensa, Daniel Arroyo de la de Desarrollo Social y Mario Meoni de la de Transporte.

Solá fue gobernador de la provincia de Buenos Aires, la más importante del país, entre 2002 y 2007. González García encabezó el Ministerio de Salud durante los gobiernos de Eduardo Duhalde (2002-2003) y de Néstor Kirchner (2003-2007) y posteriormente se desempeñó como embajador en Chile. Ha manifestado en varias ocasiones su apoyo a la legalización del aborto.

Rossi lideró la cartera de Defensa durante parte del último mandato de Fernández de Kirchner y últimamente el bloque kirchnerista en la Cámara de Diputados. En tanto, Arroyo se desempeñó como ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires también durante una administración kirchnerista. Por su parte, Meoni fue alcalde de la localidad bonaerense de Junín.

Por otro lado, Daniel Scioli, exgobernador de la provincia y excandidato presidencial, fue confirmado como embajador en Brasil.

El resto de los ministros de gabinete y otros cargos serán anunciados en unas horas en una conferencia de prensa. El mayor interrogante es quién será el encargado de la cartera económica en momentos de enormes dificultades y descontento social.

La economía está en recesión desde hace dos años y está previsto que se derrumbe 3% en 2019, la inflación estimada a fines de año es de 55% y la pobreza alcanza a más de 35% de la población, según cifras oficiales.

Uno de los principales frentes del futuro gobierno es la renegociación del pago de la deuda contraída con acreedores privados y con el Fondo Monetario Internacional.

En septiembre el gobierno de Macri envió al Congreso un proyecto para renegociar los bonos del país emitidos bajo ley local en el marco del plan de postergación de pagos de toda la deuda argentina, que aún no ha comenzado a debatirse.

Por otro lado, Fernández anunció días atrás que no le pedirá al FMI un desembolso pendiente del préstamo por más de 56.000 millones de dólares que el organismo le otorgó a Argentina en 2018 en medio de una fuerte devaluación del peso.

AP

Sigue leyendo

Internacionales

Trump cambia de estrategia sobre el juicio político: háganlo

Publicado

con fecha

Autor

Háganlo de una buena vez. Esa es la nueva estrategia de Donald Trump. Después de combatir la investigación en la cámara baja, bloquear testigos y desacatar órdenes de comparecencia, la Casa Blanca parece aceptar la realidad de que probablemente habrá un juicio político al presidente y opta por concentrarse en un juicio _hecho para televisión_ en un ámbito que le será más favorable: un Senado controlado por los republicanos.

Los demócratas, tuiteó Trump el jueves, “se han vuelto locos. Por eso digo, si han de celebrarme juicio político, háganlo ya, rápido, para que tengamos un juicio… justo en el Senado y nuestro País pueda ocuparse de lo suyo”.

Emitió el mensaje antes de que la presidenta de la cámara, la demócrata Nancy Pelosi, apareciera en las pantallas de TV para anunciar que las comisiones redactarían los cargos para un juicio político. Es virtualmente seguro que acusarán al mandatario republicano de violar la Constitución, abusar del poder de su cargo y socavar la seguridad nacional al presionar al presidente de Ucrania para que investigue a un rival político demócrata al tiempo que le retenía la ayuda militar que necesitaba de manera apremiante.

“El presidente no nos deja más opción que actuar”, dijo Pelosi.

El equipo de campaña de reelección de Trump y la Casa Blanca respondieron con resignación, al reconocer públicamente por primera vez que Trump probablemente será apenas el tercer presidente de la historia al que la Cámara de Representantes somete a juicio político.

“Aspiramos a un juicio justo en el Senado”, tuiteó la secretaria de prensa Stephanie Grisham.

Aunque se enfurece al pensar que pasará a la historia con tan dudoso honor, Trump y sus colaboradores ven un posible aspecto positivo al intento demócrata de destituirlo, a pesar de que los riesgos son altos.

Dadas las escasas probabilidades de que los senadores demócratas reúnan los votos suficientes para condenarlo y destituirlo, Trump presenta el juicio como un episodio hecho para televisión, en el que sus abogados y aliados defenderán agresivamente su conducta y devolverán la pelota a los demócratas, en particular al presidente de la Comisión de Inteligencia, Adam Schiff.

“Obligaremos a declarar a Schiff, los Biden, Pelosi y muchos más. Revelaremos, por primera vez, la verdadera corrupción de nuestro sistema”, tuiteó el presidente.

El juicio conlleva riesgos políticos graves para Trump, dada la posibilidad de que algunos senadores republicanos rompan con él o surjan pruebas que lo incriminen, pero para su campaña, el proceso legislativo ha sido una fuente de dones.

El equipo de campaña ha dicho que el juicio político constituye el factor más poderoso que motiva a los donantes y voluntarios. El presidente dijo a la prensa el jueves que la campaña tuvo su “mejor mes de recaudación de fondos” en noviembre, cuando los demócratas acentuaron sus esfuerzos.

Según el jefe de campaña Brad Parscale, el objetivo de los demócratas siempre ha sido el juicio político al presidente, “así que empiecen de una vez para que tengamos un juicio justo en el Senado y mostremos la realidad del pantano”.

“Estamos preparados”, dijo Tony Sayegh, un exfuncionario del Tesoro que forma parte de un equipo nuevo de respuesta inmediata de la Casa Blanca.

“Si los demócratas son tan necios como para aprobar los cargos para un juicio político, que carecen totalmente de pruebas y fundamento fáctico, queremos un juicio en el Senado”, dijo a Fox News.

El director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland, dijo después de una reunión con legisladores republicanos: “ya es tiempo de poner fin a los sufrimientos de la cámara y pasar al Senado para que se escuchen claramente los argumentos del presidente y se pueda poner fin a esta comedia absurda”.

Ueland dijo el miércoles que “las normas subyacentes del juicio político en el Senado le otorgan al presidente el pleno derecho de presentar su caso sobre los hechos y los méritos”.

“Por eso creemos con firmeza que para presentar plenamente los argumentos del presidente… necesitamos tanto un juicio en regla como la oportunidad de convocar a los testigos y realizar un proceso aquí en el recinto del Senado”.

Más allá de estos argumentos, fuentes oficiales dicen que la Casa Blanca comprende que deberá concentrarse en cultivar relaciones con los senadores republicanos para asegurarse su lealtad y elevar el costo político para los demócratas. De ahí las numerosas reuniones de la Casa Blanca con legisladores republicanos.

Al mismo tiempo, los socios de Trump dicen que el presidente es consciente de los estragos que causaría un juicio en enero entre los postulantes a la candidatura demócrata 2020, varios de los cuales son senadores que se verían obligados a abandonar sus campañas para asistir al proceso. Dicen que está ávido por alentar el caos.

Mientras tanto, el abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, realiza una visita muy pública a Ucrania, donde sigue impulsando la teoría conspirativa _ya refutada_ de que fue Ucrania y no Rusia la que se entrometió en la elección de 2016.

El legislador ucraniano Andrii Derkach, quien ha acusado al hijo del exvicepresidente y aspirante demócrata Joe Biden de recibir fondos malversados de una compañía de gas ucraniana, dijo por Facebook que se reunió con Giuliani en Kiev para discutir la creación de un grupo nuevo: Amigos de Ucrania Detienen Corrupción.

El hijo de Biden niega haber cometido falta alguna.

–Fin de nota

AP

Sigue leyendo

Internacionales

Demócratas presentarán pronto los cargos de juicio político

Publicado

con fecha

Autor

Los demócratas de la Cámara de Representantes se movilizaban enérgicamente el viernes para redactar cargos formales de juicio político contra Donald Trump. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que el presidente “no tenemos otra opción” más que actuar con rapidez, porque es probable que él vuelva a corromper el sistema a menos que sea destituido antes de los comicios del año próximo.

Dicha labor es estrictamente partidista a estas alturas y tiene un alto riesgo político. De inmediato, Trump y otros altos republicanos la calificaron de ser una farsa y una patraña. Los demócratas aseguran que es su deber, mientras que los republicanos señalan que el proceso le costará la mayoría a Pelosi. El Congreso debe actuar, dijo Pelosi el jueves. “La democracia está en juego”.

“Las acciones del presidente han violado seriamente la Constitución”, declaró. “Él intenta corromper, nuevamente, las elecciones para su propio beneficio. El presidente se ha involucrado en abuso de autoridad, socavando nuestra seguridad nacional y poniendo en riesgo la integridad de nuestras elecciones”.

Trump ha insistido en que no hizo nada malo. Tuiteó que los demócratas “han enloquecido”.

La pesquisa de juicio político se centra en una conversación de julio pasado en la que Trump presionó al presidente de Ucrania para que anunciara investigaciones sobre demócratas _incluido su oponente político Joe Biden_ mientras la Casa Blanca retenía ayuda militar a un aliado que enfrentaba hostilidades de Rusia en su frontera.

La redacción de los cargos de juicio político es un momento trascendental al ser únicamente la cuarta ocasión en la historia de Estados Unidos que el Congreso ha intentado destituir a un presidente, e intensifica el rígido partidismo de la era Trump que consume a Washington y divide a la nación.

Pelosi hizo su anuncio histórico en tono solemne en el Capitolio, apoyándose en la Constitución y en los fundadores de Estados Unidos para señalar la función del Congreso de supervisar al presidente. Los demócratas ya comenzaron a preparar los cargos formales, dando pie a una votación en la Cámara de Representantes, posiblemente antes de Navidad.

“Tristemente, pero con confianza y humildad, con lealtad a nuestros fundadores y con un corazón lleno de amor por Estados Unidos, hoy le pido a nuestros presidentes (de las comisiones) que procedan con los cargos de juicio político”, declaró Pelosi.

Aparentemente ansioso por pelear, Trump tuiteó qué si los demócratas “me van a enjuiciar, háganlo ahora, rápido”. A pesar de que se ha manifestado en contra de la investigación en la Cámara de Representantes, intentando impedir que funcionarios y exfuncionarios rindan testimonio, ahora señaló que quiere ir a un “juicio justo” en el Senado.

La aprobación de los cargos de juicio político es considerada un hecho en la cámara baja, donde los demócratas son mayoría. Que se le condene en un juicio en el Senado, bajo control republicano, luce poco probable.

AP

Sigue leyendo

Lo + Trending