Conectate con nosotros

Tecnología

Robo de identidad es más común en tiendas físicas que en línea

Publicado

con fecha

La vida en la actualidad es más acelerada en las zonas urbanas, lo cual hace que se incremente el comercio a través de Internet, ya que facilita que desde casa o el lugar de trabajo se realicen compras sin prisas, tráfico, largas filas y con la confianza de que se encontrará el producto deseado.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el comercio electrónico representa 4.0 por ciento de las transacciones el país, cifra que aumenta cada año, no obstante se encuentra muy por debajo de países como Estados Unidos donde representa 14 por ciento en promedio.

Y es que la confianza en las transacciones en línea aún es baja, debido a fraudes como el robo de identidad, sin embargo, es más común que este tipo de delitos se cometan en tiendas físicas que en línea.

Renata Raya y Juan Sotrés, fundadores de Triciclo, agencia digital enfocada en e-commerce, explicaron que existen varios tipos de fraudes que afectan a la industria, pero no todos se cometen al comprar en línea.

Raya detalló en entrevista con Notimex que uno de los fraudes más comunes es el llamado phishing, que es cuando se recibe un mensaje de una supuesta institución bancaria, donde se solicitan datos personales y al hacerlo se adueñan de la información para cometer ilícitos.

“Otro sería el robo de identidad, de cuenta, de tarjetas, el fraude amigable, que es cuando alguien hace una compra y luego habla para decir que fue un cargo no reconocido”.

A diferencia de los comercios físicos donde ahora hay más controles como chips o firmas electrónicas, “en línea todavía no hay esas medidas de seguridad, tu puedes sólo con los 16 dígitos de enfrente, los tres números verificadores y la fecha de vencimiento, hacer una compra prácticamente en cualquier comercio”, aclaró Juan Sotrés.

Sin embargo, “hay una concepción erronea de mucha gente que cree que al comprar en línea le van a robar los datos y yo creo que es al revés, el problema es comprar en un comercio físico cuando la persona tiene acceso físicamente a tu tarjeta, ahí es donde pueden robar los datos”, argumentó.

Los empresarios comentaron que existen controles que aseguran las compras en Internet, como el certificado de seguridad de la dirección electrónica, donde debe aparecer una “s” al final, el “https”.

Además, los datos siempre viajan encriptados, entonces ningún humano tiene acceso a esta información que viaja para que se autorice la transacción y regresa.

Sotrés señaló que además hay controles automáticos donde se analiza el riesgo de las transacciones, donde por medio de algoritmos se otorgan puntuaciones de riesgo, por ejemplo “si estás haciendo la compra a más de ‘x’ kilómetros de donde es el envío eso suma puntos, si el nombre del comprador es diferente al nombre de la tarjeta suma puntos, incluso por temas geográficos”.

En caso de detectar un nivel de riesgo medio o alto, el comercio también se asegura de validar la dirección, de hablar con la persona que hizo la compra, de validar que haya sido una transacción real y eso también ayuda al cliente en general a asegurarse que sus datos estén protegidos.

“Todos los comercios también tienen esta responsabilidad que cuando ven una transacción sospechosa validarla con métodos manuales, hablar a clientes, revisar su dirección, validar el contenido, antes de enviar la mercancía y si no se pasan estos controles se cancela la orden y se reembolsa el dinero a la tarjeta”, apuntó.

De acuerdo con los expertos, revisar el portal o las redes sociales del sitio es también una forma de verificar que la compra es segura, pues ver que una marca tiene sus redes activas y actualizadas da confianza de la seriedad.

Así como revisar los comentarios de los clientes que han comprado en el sitio, lo que se traduce “en una buena guía de que hay flujo de gente y que no eres la primera persona comprando en esta página.

En su opinión, cada vez es más seguro comprar en línea, “a diferencia de hace 10 años el e-commerce en México ha avanzado muchísimo, la gente tiene cada vez más confianza y creemos que eso va a seguir en ese camino y seguirá los pasos de otros países”.

Notimex

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Tecnología

La empresa con 900 empleados y ninguna oficina

Publicado

con fecha

Autor

¿Es eso bueno o malo para los trabajadores?

Esa es la pregunta que los expertos en el análisis laboral se hacen ante la creciente tendencia de empresas que cierran sus oficinas y trasladan el trabajo aun espacio personal de cada empleado.

Cate Huston dirige el equipo de expertos en desarrollo para Automattic, una gran empresa multinacional donde cada uno de los 930 empleados trabaja de forma remota.

El negocio no tiene ninguna oficina fija.

“Es una parte profunda de nuestra cultura. Ya nadie menciona las oficinas”, le dijo al programa de radio Wake Up to Money de la de la BBC.

“Soy libre de oficinas. A todos nos encanta la libertad y viajamos para conocernos, así que también disfrutamos de esas aventuras”, asegura.

Ahorrando costos
El empleador de Huston es parte de un pequeño pero creciente número de empresas que opta por no tener una sede central.

Las conexiones más rápidas de internet, las aplicaciones de mensajería y video, así como el aumento del software de colaboración y monitoreo están permitiendo a algunas compañías eliminar sus despachos por completo.

En su lugar, contratan personal de varias ubicaciones y les piden que trabajen desde casa o desde espacios de trabajo compartidos cerca de donde viven.

El personal de Automattic trabaja en 70 países diferentes y, en lugar de costearse una oficina central, la firma paga a los empleados los vuelos para acudir a reuniones durante todo el año.

También les remunera para que equipen sus oficinas en el hogar y les ayuda a cubrir el costo de alquilar un espacio de trabajo, o de bebidas si trabajan en una cafetería.

Todo eso sigue siendo más barato que mantener una oficina.

“Definitivamente se ahorra dinero. No se gasta dinero en la oficina, especialmente en los centros de tecnología como Londres, San Francisco y Nueva York, donde los costos de alquiler son sorprendentemente altos”, dice Cate.

“Pero como realmente valoramos el tiempo compartido, nos reunimos con regularidad. Mantenemos una reunión general todos los años y la mayoría de los equipos se juntan dos veces”, explica.

“Gastamos dinero en eso, dándoles vuelos a todos. Mi equipo se congregó a principios de este año en Tailandia”, agrega.

Tendencia creciente

El trabajo a distancia está expandiéndose rápidamente, impulsado principalmente por trabajadores por cuenta propia y trabajadores flexibles.

Más de 1,54 millones de personas trabajan desde su hogar en su empleo principal, mientras que hace 10 años lo hacían unos 884.000, según la Encuesta de la Fuerza Laboral de la Oficina Nacional de Estadísticas, el estudio más grande sobre las circunstancias de empleo en el Reino Unido.

Ahora, algunas empresas rechazan la idea de que incluso necesitan una sede, y mucho menos un espacio de oficinas para su personal.

“Definitivamente es una tendencia en aumento. Sin duda, es muy rentable y atractiva para las empresas de nueva creación”, dice Ilke Inceoglu, profesor de comportamiento organizacional en la Escuela de Negocios de la Universidad de Exeter (Reino Unido).

“Desde la perspectiva de los empleados, no tienen un viaje al trabajo diario y eso es un gran beneficio”.

Pero sí hay problemas

El trabajo remoto puede sonar idílico para cualquiera que haya tenido que transportarse durante la hora punta del tráfico, pero existen posibles desventajas.

“A algunas personas les resulta difícil trazar una línea entre el trabajo y la vida en el hogar. Si siempre trabajas desde casa porque no tienes oficina ¿dónde termina tu trabajo y dónde comienza tu vida personal en el hogar?”, dice el Inceoglu.

“Es importante tomar medidas para asegurarse de que haya límites”, advierte.

Existen otros riesgos al trabajar desde casa.

La ONG sobre temas de salud mental Mind ha señalado que quienes trabajan a distancia pueden correr un mayor riesgo de sentirse solos y aislados.

Sin embargo, en un negocio que funciona completamente de esa manera, el profesor Inceoglu dice que el riesgo puede reducirse: “Sentirse aislado es ciertamente un riesgo de trabajo remoto, pero si todos están en el mismo barco, entonces ya te sientes conectado”.

Jess Sims solía trabajar para una compañía donde todos los miembros del personal estaban en la oficina, excepto ella.

Ahora trabaja para un colectivo de freelancers totalmente remoto llamado The Doers y dice que es definitivamente más fácil cuando todos están dispersos.

“Cuando estás alejado, pero todos los demás están en el mismo lugar, estás observando efectivamente a través de una ventana la camaradería de toda la oficina. Pero no puedes sentirte incluido”, dice.

“La gente olvida darte información porque no estás cerca todo el tiempo. Tienes que perseguir a las personas para recordarles que existes”, indica.

“Ahora, trabajo con un colectivo remoto y todos estamos en el mismo barco, todos trabajamos desde casa. Y, por lo tanto, todos somos un poco más conscientes de lo que todos se sienten y se cuidan unos a otros”, añade.

Fuente

Sigue leyendo

Tecnología

Cómo las luciérnagas inspiraron bombillas de luz más potentes

Publicado

con fecha

Autor

La luz eléctrica de nuestros hogares es responsable del 5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Recortar este porcentaje supondría un contundente avance en la lucha contra el calentamiento global.

Por eso, científicos y laboratorios de todo el mundo han estado tratando de encontrar formas de reducir el consumo o de hacer más eficiente su uso.

La respuesta, como sucede a menudo, estaba en la propia naturaleza.

Cuando el físico belga Jean Pol Vigneron visitó América Central observó cómo las luciérnagas emitían luz.

Los machos atraen a sus compañeras produciendo destellos de luz en la oscuridad durante la noche con un órgano que tienen bajo el abdomen.

Los estudios preliminares de Vigneron inspiraron a un equipo internacional de científicos a aplicar el tipo de estructura en escamas que tienen las luciérnagas para hacer que las bombillas LED brillen más.

Al colocar dentro de cada bombilla una superficie que emula las escamas de las luciérnagas, los científicos consiguieron un brillo un 50% superior al de las bombillas LED fabricadas hasta la fecha.

Fuente

Sigue leyendo

Tecnología

5 pasos para volver tu teléfono menos inteligente

Publicado

con fecha

Autor

Es una poderosa computadora de bolsillo con alcance inimaginable hace sólo unos años. El teléfono inteligente te permite trabajar desde cualquier lugar, ver películas, escuchar la música que quieras, comprar cuanto artículo desees, pagar todas tus cuentas, buscar pareja, bajar de peso, planear tus viajes, orientarte en un ciudad extraña, por solo mencionar algunas de un sin fin de opciones posibles.

Ah, sí, y también sirve para hablar a distancia y enviar mensajes.

Eso fue para lo que originalmente fue diseñado y a lo que algunas personas les gustaría regresar.

Hay usuarios que reconocen pasar 95% de su tiempo consciente con las narices pegadas a su dispositivo celular sin mucho desarrollo en su vida intelectual o espiritual.

En ese sentido, un dispositivo que de muchas maneras nos liberó de tener que estar en un sitio fijo para realizar una cantidad de actividades, también nos ha esclavizado.

Si eres una de las personas que quiere independizarse y añora una relación más simple con su celular, aquí hay una guía de cinco pasos que preparó el sitio especializado Fastcompany para volver tu teléfono menos inteligente o “tonto”, como dirían algunos.

1. Purga general

¿Abres tu teléfono te pasas un buen rato deslizando la pantalla en busca de uno de decenas -tal vez cientos- de apps que has descargado a lo largo del tiempo?

Llegó la hora de hacer una limpieza de cabo a rabo.

Es fácil con los dispositivos Apple. Solo es cuestión de presionar en cada ícono hasta que se sacuda y salga una X en la esquina. Repite la operación para retirar todos esos apps que ni te acuerdas por qué los añadiste.

Con teléfonos Android es aún más rápido porque puedes eliminar todos los apps que descargaste en una sola operación.

Entra al Google Play Store, ve al menú, presiona arriba “Mis apps y juegos”, luego la pestaña “Instalados” y finalmente la opción “Almacenamiento”.

Aquí se abre una lista de apps con una cajita al lado. Selecciona todas las cajitas y presiona la barra “Desocupar”.

2. Desactivar los apps incorporados

Hay unos apps que por defecto vienen incluidos en tu móvil, así los quieras o no. Como el correo electrónico, el navegador, etc.

Esos son un poco más problemáticos de eliminar, aunque con los iPhone es un proceso relativamente fácil de seguir:

En el menú de Configuración selecciona General y luego Restricciones. En la opción “Activar Restricciones” debes crear un código de paso -que no debes olvidar en caso de que quieras recuperar los apps- y luego apagas todo lo que está en la lista.

Si tienes un dispositivo Android, en el menú de Configuración ve a la opción “Apps y notificaciones” y selecciones “Ver todos los apps” para tener una lista completa de los que puedes desactivar. Apaga uno por uno.

3. Preservar teléfono y mensajes

Habrá unos apps incorporados que no se pueden desactivar, como el teléfono y mensajes.

Pero esos son exactamente los que queremos preservar en este ejercicio y que vas a necesitar si quieres que tu móvil sea más que un pisapapeles.

Vas a colocar esos dos apps en todo el centro de tu pantalla de inicio, para tener un móvil a la antigua, solo para hablar y escribir mensajes.

Si hay algunas apps residuales, escóndelas en un folder (si es un iPhone) o sácalos de vista (si es un Android). La idea es tener una pantalla lo más limpia posible.

4. No más datos móviles

Posiblemente esta medida es la que más duela: vamos a cortar todas esas vías sofisticadas de recepción de datos y depender exclusivamente de la tecnología celular común y corriente que ha estado en funcionamiento durante décadas.

En los iPhone también hay que eliminar el iMessage para que sólo puedas recibir textos sencillos y sin emojis y cosas por el estilo. Se apaga en el menú de Configuración. Allí también puedes seleccionar Celular y apaga el botón “Datos móviles”.

Igualmente, en Android, ve a Configuración, escoge “Redes & internet”, selecciona “Red móvil” y apaga la opción “Datos móviles”.

5. Adiós al Wi-Fi

Esta es la última fuente que tienes que apagar para dejar tu móvil sólo con la capacidad para hacer llamadas y enviar textos.

Un paso traumatizante pero sencillo: en Configuración, selecciona Wi-Fi y ese botón verde, tórnalo gris.

En Android, como ya estabas en “Redes & Internet”, lo único que tienes que hacer es deslizar el botón de Wi-Fi para apagarlo.

De esta manera, ese complejo dispositivo que te pudo haber costado hasta US$1.000, dependiendo del modelo y la marca, queda básicamente como un celular de la “era de piedra”.

Alternativamente, podrías ir a tu tienda local y con poco dinero comprarte un “teléfono tonto”, que todavía están en el mercado.

En 2017, Nokia, que en su época fue la empresa pionera en telefonía móvil, resucitó su modelo 3310 precisamente con la idea de servir un mercado que sólo busca hablar y escribir textos.

Fuente

Sigue leyendo

Lo + Trending