El presidente Donald Trump ofreció consuelo el miércoles a las familias que sufrieron pérdidas por el huracán Florence al declarar que “Estados Unidos llora con ustedes”, durante la visita que hizo a Carolina del Norte para revisar los daños causados por la poderosa tormenta.

Trump se comprometió a estar con las víctimas de la tormenta “al 100%” en lo que se recuperan del meteoro, que causó lluvias torrenciales y fuertes inundaciones que obligaron a las autoridades estatales, federales y locales a adoptar enormes acciones de recuperación.

El presidente viajó el miércoles al sur en momentos en que continúan los problemas para la región por las secuelas de la tormenta, a las que el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, describió como “fenomenales”. El número de fallecidos subió al menos a 37 en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia desde el viernes, cuando Florence tocó tierra.

En la primera escala de Trump, Cooper informó al presidente en la estación aérea del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos. El gobernador solicitó ayuda para que “se eliminen los trámites burocráticos” a fin de que su estado consiga la asistencia federal que necesita para la recuperación. Subrayó que los agricultores sufrieron grandes pérdidas y un gran número de personas se quedó sin casa. Aproximadamente 10.000 continúan en albergues.

“Estaremos ahí al 100%”, señaló Trump, que llevaba puesto un rompevientos y pantalones caqui, mientras permanecía sentado dentro de un hangar con funcionarios federales y estatales. “Todas las personas del gobierno federal que están en esta mesa lo confirman”.

Trump elogió a los organismos que acudieron a la emergencia y ofreció consuelo a los habitantes afectados por la tormenta. “A las familias que perdieron seres queridos, Estados Unidos llora con ustedes, y nuestros corazones están destrozados por ustedes. Dios los bendiga. Jamás olvidaremos su pérdida, nunca nos separaremos de ustedes, siempre estaremos con ustedes”, dijo.

“Y a todos aquellos afectados por esta terrible tormenta, nuestra familia estadounidense completa está con ustedes y dispuesta ayudar. Ustedes se recuperarán”, agregó.