Conectate con nosotros

Internacionales

Mamás hispanas en EEUU publican libros para niños en español

Publicado

con fecha

Quien creció en una familia de habla española probablemente conoce la canción de “Los pollitos”, que pían de hambre o de frío. Una madre hispana, Susie Jaramillo, quiere que todos la conozcan en Estados Unidos.

La canción es el centro de Cánticos, una serie de libros bilingües con sus correspondientes apps y videos de canciones para acompañar que Jaramillo, una madre venezolana-estadounidense de dos niños, creó después de encontrarse con una falta de libros en español para leer a sus niños.

La marca, que debutó en 2016, tuvo su gran salto este año cuando el canal infantil Nickelodeon la adaptó para crear una serie para los más pequeños en sus plataformas digitales.

Cánticos aprovechó la demanda creciente de libros en español en Estados Unidos, a la cual la industria editorial tradicional responde de manera esporádica. Pequeñas empresas se lanzan a llenar el vacío, aprovechando las redes sociales y sociedades estratégicas con las grandes cadenas minoristas para llegar a segmentos clave del mercado, con frecuencia el mismo segmento al que pertenecen ellas mismas.

“Cuando tuve mi primer hijo, fui a internet y me pregunté: ¿Dónde están los libros de cartón de esas canciones con las que crecí?”, dijo Jaramillo, quien antes había fundado una agencia de publicidad neoyorquina centrada en la población latina. “Siempre cantamos las canciones norteamericanas en español, y nuestras canciones son lindísimas. ¿Por qué la gente no las canta en inglés?”, se preguntó.

Jaramillo se asoció con Nuria Santamaría Wolfe, madre también y exjefa de estrategias multiculturales en Twitter, para lanzar Encantos Media Studios, una empresa de espectáculos que inició Cánticos como la primera de sus marcas bilingües.

Otras dos madres, Patty Rodríguez y Ariana Stein, fundaron su editorial en 2014 cuando la primera no pudo convencer a las editoriales tradicionales para que aceptaran su concepto de una serie de libros de cartón con íconos y tradiciones latinas. La compañía, Lil’ Libros, logró una sociedad con la cadena minorista Target después de publicar su primer libro, “Counting with – Contando con Frida”, ahora el best-seller de Amazon entre los libros que enseñan a los niños sus primeros números. Los libros se venden ahora en 1.300 librerías en todo el país.

“No esperábamos semejante repercusión. Lo hacíamos por amor. Con que 100 chicos recogieran nuestros libros hubiéramos sido felices”, dijo Rodríguez, productora sénior del programa radial “On Air With Ryan Seacrest”.

Chiara Arroyo y Celene Navarette, amigas y miembros de la comisión de la feria del libro de la escuela bilingüe a la que asisten sus chicos en Los Ángeles, también advirtieron la escasez de libros en español. Convencieron a editoriales mexicanas que enviaran algunos títulos, instalaron dos mesas y agotaron rápidamente su mercadería. Hace cinco años fundaron su empresa, que vende libros en ferias del libro escolares y también en línea.

Para 2015 habían fundado LA Librería, una tienda en el centro de Los Ángeles que además es distribuidora nacional de libros de América Latina y España.

Las ventas en Estados Unidos de libros en español para niños aumentaron 6% el año pasado a 1,5 millones de ejemplares, según NDP BookScan. La venta de libros en español en general aumentó 15%, pero el sector no constituye ni el 1% del mercado general de libros en un país con más de 41 millones de habitantes de habla hispana.

Las grandes editoriales y distribuidoras han apuntado al mercado en español desde hace años, con grandes altibajos. Algunas cerraron o redujeron sus pies de imprenta en español después que las ventas no alcanzaron las expectativas durante la gran recesión y cuando la industria se adaptaba a la era de Amazon, que expulsó a muchas librerías del mercado.

En la era del internet, caracterizada por la fragmentación del mercado de consumo, la clave _según Jaramillo y Santamaría_ está en las sociedades estratégicas, sobre todo con marcas y cadenas como Target, que considera a las madres hispanas un segmento crucial de su clientela.

Pam Kaufman, presidenta de productos de consumo global en Viacom/Nickelodeon, dijo que la compañía buscaba una marca para bebés cuando conoció a Cánticos en una conferencia del sector. Cuando mostró los videos a sus colegas hispanas, algunas soltaron las lágrimas.

“Yo pensé, pues bien, acá hay algo importante”, dijo Kaufman. “Nos interesa mucho porque es auténtico”.

Nickelodeon, que este año agregó un rubro en español a su servicio de video por suscripción NOGGIN, planea lanzar una línea de juguetes, ropa y decoraciones Cánticos el año próximo.

Al aumentar las ventas, los grandes actores de la industria editorial tradicional están ampliando sus negocios en español. HarperCollins lanzó una división en español en 2015. La distribuidora IPG de Chicago, que ya era una de las grandes distribuidoras en español, sumó a dos editoriales españolas y una mexicana en noviembre.

Arroyo y Navarette, dueñas de LA Librería, dijeron que el auge de programas bilingües en las escuelas estimula el interés en libros infantiles escritos originalmente en español.

El problema es cómo satisfacer la demanda. Los ciclos de impresión de las editoriales latinoamericanas y españolas suelen ser demasiado lentos y pequeños para el mercado de consumo estadounidense. Con frecuencia, cuando una escuela pide un título, los libros ya están agotados en el país de origen, dijo Arroyo.

En Estados Unidos, cada vez más autores hispanos impulsan traducciones de sus libros al español o escriben relatos con temas bilingües.

Juana Martínez-Leal escribió las versiones en inglés y español de su libro “Alma y cómo obtuvo su nombre” e insistió en conseguir una editorial que las publicara simultáneamente, dijo su agente Stefanie Sánchez Von Borstel.

De los siete editores que presentaron ofertas, solo dos estuvieron de acuerdo. Candlewick Press publicó las dos versiones en abril y la inglesa ya va por su segunda impresión. Según Von Borstel, las ventas en español han sido más lentas debido en parte a que los libros bilingües y en español tienen que pelear por un espacio en el exhibidor.

Rodríguez y Stein conocen bien ese problema. Una vez descubrieron atónitas que la serie estadounidense Lil’ Libros estaba en la planta alta, en el sector de “libros extranjeros” de una librería en Oregon. La propia Stein en persona los recogió y los llevó a la sección infantil, en la planta baja.

Fuente

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

Francia busca acelerar la reconstrucción de Notre Dame

Publicado

con fecha

Autor

El gobierno de Francia presentó el miércoles un proyecto de ley que tiene como objetivo acelerar la reconstrucción de Notre Dame y transparentar la manera en que se gastarán las enormes sumas de dinero donadas para esas obras.

La iniciativa de ley detallada durante una reunión semanal del gabinete permitirá que el gobierno adopte medidas de urgencia con respecto a la catedral y que se salte algunos procedimientos ordinarios de renovación. Francia tiene procesos muy estrictos y largos en lo que se refiere a la renovación de monumentos históricos.

Sin embargo, la propuesta es delicada, ya que algunos arquitectos y expertos en patrimonio han expresado su preocupación por la calidad de las obras que se van a realizar en el sitio.

El presidente Emmanuel Macron se propuso el objetivo de reconstruir la catedral en apenas cinco años, algo que algunos expertos consideran simplemente imposible de alcanzar.

La reconstrucción de Notre Dame está suscitando un amplio debate en toda Francia, con diferentes puntos de vista sobre si debe incluir tecnologías y diseños nuevos.

El proyecto de ley también ofrece un marco legal para la campaña de financiación nacional para la reconstrucción y busca garantizar la transparencia sobre cómo se utilizará el dinero.

El proyecto de ley llegará al Parlamento en las próximas semanas.

En otras noticias relacionadas con la renovación, un experto dijo el miércoles que el enorme órgano de 8.000 tubos que estaba en la iglesia quedó prácticamente intacto de las llamas que envolvieron el antiguo edificio el 15 de abril.

Pascal Quoirin, un especialista que restauró el instrumento en 2017, revisó el órgano y determinó que no sufrió daños a causa del fuego que destruyó gran parte del techo del templo.

“Tras pasar dos horas examinando la parte instrumental, no noté ningún daño que pudiera haber sido causado por el fuego”, explicó Quoirin.

Según el experto, el termómetro ubicado en el interior del órgano mostró que la temperatura no superó los 17 grados Celsius (63 Fahrenheit) el día del incendio, lo que aseguró que no se produjeran daños en los componentes electrónicos o en los tubos.

Quoirin recomendó proteger el instrumento con una urna impermeable, limpiarlo y tocarlo de forma regular durante las labores de restauración.

AP

Sigue leyendo

Internacionales

Reportero demanda a gobierno de Japón por anularle pasaporte

Publicado

con fecha

Autor

Un periodista japonés conocido por cubrir zonas de guerra demandó el miércoles al Ministerio del Exterior de su país luego que éste invalidó su pasaporte y le demandó que lo entregara. El periodista alega que el gobierno le priva de su derecho a viajar y que restringe la libertad de prensa.

En febrero, Kosuke Tsuneoka quedó varado en el aeropuerto Haneda de Tokio cuando se disponía a viajar a Yemen para reportar sobre el conflicto y la crisis humanitaria en el país. Se le dijo que su pasaporte había sido invalidado y se le ordenó que lo entregara de inmediato.

Tsuneoka es un periodista independiente que ha reportado desde áreas de conflicto en Oriente Medio y África desde hace dos décadas y estuvo cautivo durante cinco meses en Afganistán en 2010.

Dice que presentó la demanda porque le preocupa que el gobierno pudiera estar expandiendo su control sobre los ciudadanos. Dijo que un creciente número de periodistas han recibido advertencias o han sido puestos bajo presión y que, como resultado, la cobertura de la prensa japonesa desde áreas de conflicto han disminuido considerablemente, lo que deja al país aislado del resto del mundo.

“Decidí acudir a la corte no por interés personal”, dijo Tsuneoka a reporteros tras presentar la demanda en el tribunal del distrito de Tokio. “Más bien me preocupa la dirección en la que parece estar moviéndose Japón, pues parece que está perdiendo su perspectiva sobre los asuntos globales y yo quería frenarlo de alguna forma”.

La cancillería japonesa le recuerda rutinariamente a los ciudadanos japoneses que eviten entrar en áreas de conflicto. Los periodistas que han sido secuestrados o se han visto involucrados en problemas han sido criticados como agitadores que merecen castigo. Las personas que actúan independientemente en Japón no son bien vistas e incluso son consideradas egoístas.

Antes del incidente con el pasaporte el 2 de febrero, el mes anterior se le negó a Tsuneoka el ingreso a Omán, donde planeaba hacer una escala de tránsito en viaje a Yemen. Pese a haber obtenido la visa, se vio obligado a regresar a Tokio y hacer el viaje vía Sudán, dijo.

AP

Sigue leyendo

Internacionales

Discriminación y rechazo a familiares de miembros del EI

Publicado

con fecha

Autor

Cuando Ahmed Khalil se halló desempleado como chofer de autobús en la ciudad iraquí de Mosul hace tres años, se presentó como voluntario para la fuerza policial del grupo Estado Islámico, esperando que el salario le ayudara a mantener a su familia.

Pero lo que logró fue dejar un legado de infortunio que se extendió más allá de su propia vida.

En Mosul y en muchas otras comunidades iraquíes, miles de familias — incluyendo la viuda y los hijos de Khalil — sufren rechazo y discriminación debido a las actividades de sus seres cercanos que son acusados de haber apoyado al EI cuando el grupo extremista ocupaba buena parte del país.

Esposas, viudas e hijos han sido desheredados por sus familias y abandonados por el Estado. Los registros civiles se niegan a inscribir nacimientos de bebés cuyas madres estaban casadas con miembros del EI, y las escuelas se niegan a aceptar a los niños. Los servicios de bienestar social rechazan a las madres pobres y los mujtars — alcaldes comunitarios — no permiten a las familias mudarse en sus vecindarios.

El supuesto “califato” que el EI logró imponer en partes de Siria e Irak ha desaparecido, pero las atrocidades y la devastación que la agrupación promovió han dejado profundas heridas en la sociedad.

“Dicen que mi padre era Daesh y eso me duele”, declaró Safa Ahmed, la hija de Khalil, quien tiene apenas 11 años de edad, usando el nombre árabe del EI.

Irak ha hecho poco para investigar la conducta de decenas de miles de hombres que, por voluntad propia u obligados por las circunstancias, se incorporaron al EI entre el 2013 y el 2017. En lugar de ello, las comunidades castigan a familiares por la conducta de sus allegados.

Khalil murió en un bombardeo sobre Mosul en febrero del 2017, durante la campaña por liberar a la ciudad que finalizó en julio de ese año. Pero la batalla se ganó a un costo escalofriante: se calcula que unos 10.000 civiles murieron en el asedio, y gran parte de la ciudad está en ruinas.

Su viuda, Um Yusuf, y sus siete hijos ahora deben lidiar con el estigma de estar relacionados con alguien del EI. Ella no ha podido recibir asistencia pública, y su hijo adolescente Omar no ha podido conseguir empleo.

Viven en una escuela abandonada, con el poco dinero que ganan vendiendo pan en las calles de la devastada ciudad. Sólo tres de los hijos están en la escuela. Los dos mayores tuvieron que salirse por las burlas que sufrían por ser hijos de alguien asociado con el EI, y el más pequeño no puede inscribirse porque el registro civil se niega a emitirles cédulas de identidad.

“Es cierto que el padre cometió un error, pero ¿por qué castigar a los hijos por el pecado del padre?”, expresó Um Yusuf.

Bajo las leyes iraquíes, un niño necesita tener el nombre de su padre para tener partida de nacimiento y cédula de identidad, para inscribirse en la escuela y para recibir ciudadanía, prestaciones sociales y herencias.

Pero ahora que el EI ha sido derrotado, prácticamente todo proceso burocrático conlleva una investigación de los antecedentes de los familiares varones de la mujer, lo que desemboca en miles de madres, viudas e hijos sin poder recibir beneficios.

Un informe de la ONU estimó que hay actualmente 45.000 niños indocumentados en Irak. Jueces y grupos de derechos humanos advierten que el problema debe resolverse, y que de lo contrario crecerá en el país toda una generación sin papeles y sin educación escolar.

“Al castigar a familias enteras, se les está marginando y se está socavando la posibilidad de una reconciliación en Irak”, manifestó Tom Peyre-Costa, portavoz del Consejo de Refugiados de Noruega, que da asesoría legal a mujeres iraquíes para conseguir documentos de identidad.

En la escuela al-Iraqiya en el oeste de Mosul, una de las primeras que reabrió tras el fin de los combates, el director Khalid Mohammad dice que las familias le presionan para que rechace a los hijos de padres que están encarcelados o desaparecidos, ausencia que muchos interpretan como prueba suficiente de afiliación con el EI.

“Si alguien se queja y se investiga el caso, yo podría perder mi empleo”, dijo Mohammad.

En una oficina legal mantenida por el Consejo de Consejo de Refugiados de Noruega, Nour Ahmed buscaba manera de registrar a su hijo pequeño para poder recibir cupones de asistencia para comida y combustible.

Su esposo, dijo la mujer, fue secuestrado hace dos años en Mosul por una milicia pro-oficialista que lo acusaba de ser miembro del EI. Ahmed insiste en que él no era miembro. El esposo sigue desaparecido.

El hijo pequeño nació en el 2016 en un hospital regido por el EI y su partida de nacimiento tiene el sello de la milicia. Debido a que Irak no reconoce los documentos del EI, el pequeño sigue indocumentado.

A Ahmed se le dijo que para inscribir a su hijo necesita encontrar al marido. Si ella presenta una denuncia de desaparición, levantaría dudas sobre su parentesco y pondría en riesgo su derecho a conseguir ciudadanía.

“Lo único que quiero es encontrarlo”, dijo Nour.

Adnan Chalabi, un juez de apelaciones, dijo que todos los días le llegan a él más de una docena de casos relativos a documentación, introducidos en su mayoría por las esposas, viudas o mujeres divorciadas de presuntos miembros del EI. No hay mucho que él puede hacer, afirmó, a menos que se cambien las leyes primero.

“Daesh ocupó la ciudad por tres años. ¿Acaso la gente dejó de casarse, divorciarse y tener hijos en esos tres años?”, expresó el juez. “Necesitamos una solución legislativa”.

Hay poca voluntad en el país de cambiar las leyes familiares y de patrimonio, dijo el presidente del parlamento iraquí, Mohamad Halbousi, aunque hay una propuesta de abrir los registros civiles por un período breve para inscribir a niños indocumentados.

“Hay que cuidar a estas familias, no se les puede dejar que desaparezcan en medio de la sociedad”, comentó.

Frente a una mezquita en Mosul, donde Um Yusuf vendía pan con sus hijos, la mujer dijo que se les están acabando las fuerzas para mantener a su familia.

“No tenemos nada, la familia entera está destruida”, lamentó.

AP

Sigue leyendo

Lo + Trending

Derechos Reservados Enteratever © 2009 - 2018