Conectate con nosotros

Internacionales

Argentina en su laberinto económico: déficit, inflación y deuda

Publicado

con fecha

Bajar el déficit fiscal, contener la inflación y evitar que lo devore la deuda son los principales desafíos del gobierno de Mauricio Macri, necesitado de consensos para impulsar las reformas con las que pretende consolidar un cambio de modelo.

Las resistencias lo obligan al gradualismo, advierten analistas, al recordar que Argentina transita de una economía proteccionista, aislada de los mercados internacionales por tres lustros, a una liberal que busca la apertura y la inversión extranjera.

La economía cayó 2,3% en 2016 y se recuperó 2,8% el año pasado. Para 2018 el gobierno proyecta crecer 3%, algo optimista según analistas.

A Macri le urgen resultados que lleguen a una sociedad con 28,6% de pobreza y abrumada por la inflación que, aunque en declive, fue de 24,8% en 2017, la segunda más alta de América Latina después de Venezuela.

Del éxito dependerá sus chances de aspirar a un segundo mandato en 2019.

– Gradualismo forzado –

“Como el gobierno no tiene mayoría, va despacio. En Argentina, donde se discute el modelo económico, los consensos son pocos”, explica a la AFP el economista Ramiro Castiñeira, director de Econométrica.

Las reformas para reducir el déficit fiscal, de casi 6% del PIB según estimaciones privadas, fueron tibias, sostiene Castiñeira.

La reforma de las pensiones “discutió solo cómo se indexan las jubilaciones, y la laboral no conseguirá abrir la macroeconomía”, vaticinó.

El gobierno, que en los comicios parlamentarios de octubre aumentó su bancada aunque sin llegar a la mayoría, ha demostrado capacidad para conseguir apoyo a sus proyectos económicos.

“Macri ganó porque logró la aprobación de todas las leyes que quería”, consideró el economista Mario Blejer, expresidente del Banco Central.

El gobierno “va en dirección correcta” y en camino a tener “un liderazgo fuerte”, aseguró.

– Vulnerables –

La deuda pública creció en más de 30% desde que Macri asumió a finales de 2015. En 2018 necesitará 30.000 millones de dólares y 26.000 millones más en 2019.

En 31,3% del PIB según el gobierno y 40% según privados, la deuda aún no toca la línea roja.

“Pero cuando el ciclo especulativo internacional se acabe, la economía se derrumba”, afirmó a la AFP Andrés Aisain, académico y director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz.

El déficit comercial, en niveles récord en 2017, no ayuda a equilibrar las cuentas.

“Hay bastante preocupación por el déficit de cuenta corriente”, admite Blejer.

El ministro de Finanzas, Nicolás Caputo, dijo que la deuda crecerá hasta 37% hacia 2020. “Es perfectamente sostenible”, sostuvo.

El 30 de octubre S&P Global Ratings elevó de ‘B’ a ‘B+’ la nota de los bonos soberanos de Argentina, pero alertó que el país “es vulnerable a las condiciones globales por su alta dependencia de los fondos externos para financiar su grandes déficit fiscal y de cuenta corriente”.

– Inflación, enfermedad argentina –

El salario mínimo es de 500 dólares. Cinco millones de personas trabajan en negro en una economía con 8,3% de desocupados.

La moneda se devaluó 30% tras liberarse el tipo de cambio cuando asumió Macri y ha seguido depreciándose. El dólar cotiza a 19 pesos y se proyecta encima de 22 para diciembre.

La inflación fue de 41% en 2016, cuando las tarifas de servicios públicos aumentaron 400% tras estar retrasadas una década. Los ajustes continuaron y llevaron la inflación a 24,8% en 2017. Para 2018, el gobierno ya elevó su meta inflacionaria, de 10% a 15%.

El incremento de los precios desanima a los argentinos. “Todo el aumento es muy superior a lo que dice el gobierno. Está todo mal porque una de las cosas que habían prometido era controlar la inflación y no se ha logrado, está cada vez peor”, dijo a la AFP Roberto Martínez, chofer de transporte privado en Buenos Aires.

Y la emisión aviva el incendio: el Banco Central emite para financiar al fisco y acumular reservas que alcanzaron el récord de 63.900 millones de dólares.

Esta semana rebajó 0,75 puntos la tasa, a 28%, presionado por el gobierno que necesita inversiones.

“Las tasas altas frenan la inflación solo si se frena la emisión. Cosa que no sucedió en 2016 ni 2017. Es como poner la heladera al máximo y dejarla abierta”, dice Castiñeira.

Fuente:AFP

Internacionales

Trump: Si los republicanos pierden no será culpa mía

Publicado

con fecha

Autor

El presidente Donald Trump declaró que si los republicanos sufren una aparatosa derrota en las elecciones legislativas de noviembre, no será culpa suya, y aseguró que su respaldo más bien está ayudando a los candidatos de su partido.

En una amplia entrevista con la AP, Trump aseguró que el entusiasmo entre sus partidarios es comparable al que hubo en la campaña presidencial del 2016, y expresó cauteloso optimismo de que sus incondicionales irán a las urnas a pesar de que él no es el candidato.

Cuando se le preguntó si aceptaría algo de responsabilidad en caso de que los republicanos pierdan, Trump respondió: “No, yo creo que estoy ayudando a los candidatos”.

Añadió: “Y debo decir, hemos tenido un gran impacto. Creo que nadie jamás ha tenido tanto impacto como éste. Antes, un candidato, si recibía el respaldo del presidente, decía que era algo bueno, pero en realidad ello no surtía efecto alguno, cero, literalmente cero. Algunos de los candidatos a los que yo le di apoyo han subido 40 o 50 puntos en las encuestas solo en base a ese apoyo”.

Trump, quien habló sobre varios temas, defendió a Arabia Saudí a pesar del caso de la desaparición de un periodista de ese país; acusó a su ex abogado Michael Cohen de mentir bajo juramento y se mostró impenitente tras insultar con el epíteto “cara de caballo” a Stormy Daniels, la actriz porno que dice haber tenido una relación sexual con él.

Cuando se le preguntó si era apropiado insultar a una mujer por su apariencia física, Trump respondió: “Usted puede interpretarlo como quiera”.

Trump estuvo toda la entrevista sentado detrás de su escritorio en la Oficina Oval, con los brazos cruzados, flanqueado por asesores como la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders y el director de comunicaciones Bill Shine. La asesora Kellyanne Conway estaba sentada en un sofá a poca distancia.

La entrevista se realizó en momentos en que el gobierno de Trump está bajo intensa presión para condenar a Arabia Saudí por la desaparición del periodista Jamal Khashoggi. En lugar de ello, Trump defendió a los saudíes, advirtió que no hay prueba de culpabilidad y comparó el asunto con el caso de Brett Kavanaugh, quien fue nominado y luego confirmado a la Corte Suprema pese a denuncias de agresión sexual cuando era adolescente.

“Pues creo que tenemos primero que averiguar qué fue lo que pasó”, dijo Trump. “Otra vez se está dando eso de decir que alguien es culpable a menos que se pruebe lo contrario. Eso no me gusta. Acabamos de verlo con el juez Kavanaugh y él era totalmente inocente”.

Cuando faltan pocas semanas para los comicios, los demócratas se muestran esperanzados de poder tomar control de la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos creen que podrán retener el control del Senado.

Trump ha estado en una intensa campaña para arengar a sus seguidores más férreos. Aseguró que en su opinión está haciendo una buena labor, pero reconoció que algunos republicanos no van a ir a votar porque él no es candidato.

“Hay muchos que me han dicho, ‘Yo no voy a votar en las legislativas porque usted no es candidato y a usted no le gusta el Congreso’, pero el hecho es que a mí sí me gusta el Congreso”, declaró.

Cuando se le preguntó qué hará si los demócratas toman control de la cámara baja e inician investigaciones en su contra, ya sea para destituirlo u obligarlo a revelar sus declaraciones der impuestos, Trump contestó: “Yo lo manejaré muy bien”.

Trump dijo que Pat Cipollone, un abogado radicado en Washington, será el próximo asesor legal de la Casa Blanca y que en las próximas semanas nombrará un reemplazo para la embajadora ante la ONU Nikki Haley. Reiteró su frustración con el secretario de Justicia Jeff Sessions debido a que permitió la investigación especial sobre sus vínculos con Rusia, afirmando: “Yo lo puedo despedir cuando quiera, pero yo no he dicho que lo voy a despedir”.

Sigue leyendo

Internacionales

UE: Se necesita más tiempo para lograr acuerdo con GBretaña

Publicado

con fecha

Autor

Gran Bretaña y la Unión Europea necesitan “mucho más tiempo” para negociar un acuerdo de separación, indicó el miércoles el principal representante de la UE en el proceso.

Al llegar a Bruselas para una cumbre de la UE sobre el tema, Michel Barnier dijo que ambas partes han trabajado arduamente en torno al tema “pero todavía no hemos llegado a la meta”.

Se realizaron reuniones el pasado fin de semana con miras a un acuerdo, pero éstas fracasaron debido a un espinoso tema: cómo parar el libre tránsito de bienes y personas por la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte una vez que Gran Bretaña se salga de la UE.

Ello frustró las esperanzas de que se llegaría a un arreglo el miércoles.

Dijo Barnier: “Necesitamos mucho más tiempo y seguiremos trabajando en las próximas semanas, con calma y con paciencia”.

La primera ministra británica Theresa May llegó el miércoles a la cumbre donde trató de convencer a los otros líderes de la Unión Europea de que sus planes para la separación no han fracasado, pese a los reiterados pedidos del bloque de que presente un nuevo enfoque.

La crucial misión diplomática de May comenzó con un apretón de manos y un beso en la mejilla por el presidente de la Comisión de la UE, Jean-Claude Juncker. La reunión con Juncker fue el primero de varios compromisos en el calendario de May antes de su discurso ante sus 27 contrapartes en la UE sobre la necesidad de finalizar las negociaciones sobre la salida británica.

Le sigue un encuentro con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que la víspera le pidió a May que presentase nuevas ideas en la cumbre para resolver el espinoso asunto de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

Tusk le aconsejo a May que se requería un pensamiento “creativo” de Gran Bretaña para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, un asunto que ha estancado las negociaciones. Los líderes de la UE han descartado la última propuesta británica.

Pero cuando se le pregunto a May el miércoles por la mañana en la Cámara de los Comunes si el plan de su gobierno para una separación amigable estaba muerto, May replicó: “La respuesta es no”.

La cumbre en Bruselas había sido vista desde hace tiempo como “el momento de la verdad” en el proceso de dos años del Brexit. Pero luego que las conversaciones urgentes el domingo sobre la frontera irlandesa fracasaron, la reunión del miércoles parece más una sesión terapéutica que una ocasión para celebrar.

Gran Bretaña sale de la UE el 29 de marzo, pero se debe sellar un acuerdo pronto para que los parlamentarios de Europa tengan tiempo para dar su veredicto.

May planea acentuar lo positivo cuando hable ante los otros 27 líderes de la UE el miércoles _ antes de que éstos cenen sin ella_ , resaltando los progresos conseguidos en diversas áreas.

El canciller de Irlanda insinuó una posible área de arreglo, diciendo que la UE estaba dispuesta a extender el período de transición pos-Brexit para Gran Bretaña, dándole más tiempo para encontrar una solución al problema de la frontera irlandesa.

En estos momentos, las dos partes proponen que Gran Bretaña permanezca dentro del mercado único de la UE y obligada a seguir sus reglas desde el momento en que salga del bloque en marzo hasta diciembre del 2020, para dar tiempo para la formación de nuevas relaciones comerciales.

Muchos piensan que eso no va a ser tiempo suficiente, algo que ha llevado a la UE a demandar un “backstop”, una solución transitoria para asegurarse de que no haya puestos aduaneros u otros controles en la actualmente invisible frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Los desacuerdos sobre ese remedio temporal han varado las negociaciones.

Sigue leyendo

Internacionales

Francia: investigan a líder izquierdista por intimidación

Publicado

con fecha

Autor

La fiscalía de París ha iniciado un proceso legal contra el líder francés de la extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, por intimidación y violencia contra investigadores anticorrupción, se informó el miércoles.

El candidato presidencial de 2017 fue grabado el martes cuando gritaba furiosamente “Yo soy la República” y “¡pateen puertas, camaradas!” antes de empujar a un investigador mientras policías y un fiscal allanaban la sede de su partido en París en busca de evidencia para pesquisas judiciales sobre el financiamiento de la campaña y el partido.

Mélenchon, de 67 años, acusó al gobierno de tenerlo en la mira y dijo que la redada era “un acto con intención política. Un acto de agresión política”.

El político, nacido en Marruecos, también justificó en sus raíces la reacción explosiva durante una entrevista con la televisora BFMTV: “Tengo derecho de enfadarme. Soy mediterráneo”.

El arrebato de Mélenchon _quien también dijo “Mi persona es sagrada” y “Nadie puede tocarme”_ se viralizó en redes sociales en Francia. Mélenchon argumentaba que su estatus como legislador electo implica que no puede ser tocado bruscamente.

El político, quien ha innovado en la política francesa con el uso de video y redes sociales, se filmó durante la redada y transmitió en vivo el video.

Su partido Francia Insumisa no es el único en Francia siendo investigado. También se investiga el uso de fondos del parlamento europeo del partido de la extrema derecha de Marine Le Pen. Mélenchon criticó el año pasado a Le Pen por no cooperar con los investigadores.

En la Asamblea Nacional del martes, Le Pen dio el sorpresivo paso de apoyar a Mélenchon, su enemigo acérrimo político e ideológico.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Lo + Trending

Derechos Reservados Enteratever © 2009 - 2018