Conectate con nosotros

Internacionales

Inmigrantes llegan perturbados a las audiencias de asilo

Publicado

con fecha

Gabriel Cañas, un conductor salvadoreño de autobuses que huyó de su país después que pandilleros de la MS-13 asaltaron su vehículo, llegó a la primera entrevista para su solicitud de asilo en Estados Unidos en las peores circunstancias.

No hablaba con su hija de 9 años desde que la Patrulla Fronteriza los separó, dos semanas antes. Y en ese lapso lo trasladaron varias veces de un centro de detención a otro.

“El día que tuve mi entrevista, no estaba bien porque se habían llevado a mi hija. Me sentí muy mal. No sabía dónde estaba, no había hablado con ella”, dijo Cañas al juez en el Centro de Detención Port Elizabeth en Texas, donde aguardan su destino los padres de más de 2.000 niños separados de sus familias bajo la política de “tolerancia cero” del gobierno de Donald Trump.

Su caso ilustra una de las consecuencias de la separación a la que se ha pasado por alto.

Algunos inmigrantes dijeron que asistieron a las primeras entrevistas sobre su pedido de asilo cuando estaban consternados por la pérdida de sus hijos. Las entrevistas pueden tener consecuencias drásticas, porque son cruciales para determinar si una familia no puede regresar a su país a salvo.

Recién después de la primera entrevista, Cañas supo por boca de un abogado qué había sucedido a su hija. El funcionario que lo entrevistó emitió una orden de deportación, y el lunes siguiente un juez la ratificó.

El juez dijo que según las nuevas normas del Departamento de Justicia, la violencia pandillera no basta para otorgar asilo. Pero Cañas dice que el problema fue su mal desempeño en la entrevista, y solicitará otra.

Los abogados que ayudan voluntariamente a los inmigrantes dicen que los padres, angustiados por la pérdida de sus hijos y sin saber cuándo volverán a verlos, están en desventaja cuando enfrentan a los funcionarios de asilo del Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

Las llamadas entrevistas de miedo creíble en Port Isabel se realizan por teléfono en las dos a cuatro semanas siguientes al arresto y duran entre 45 y 90 minutos, según la abogada Jodi Goodwin. La respuesta suele tardar una semana.

Para salvar el obstáculo inicial, el solicitante de asilo debe demostrar que tiene pruebas de que ha sido perseguido o lo será por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política.

Se lo juzga en parte por la coherencia de sus declaraciones a los inspectores de frontera en el momento del arresto. Los abogados dicen que muchos solicitantes de asilo hablan por medio de traductores y en su confusión, ocultan detalles que pueden ser útiles para sus casos.

Muchos padres solo han podido hablar con sus hijos por teléfono y tienen escasa información sobre su estado y paradero.

Los riesgos de las entrevistas no conmueven a los partidarios de una política dura contra los inmigrantes. Muchos consideran que el proceso de asilo es una broma, que incita al fraude por parte de los migrantes que exageran sus denuncias y explotan las rendijas de la ley con tal de entrar al país.

La abogada Norma Sepúlveda representa a una decena de padres detenidos en Port Isabel, Cañas entre ellos.

“Lo primero que le dijo al agente de asilo fue, ¿sabe dónde está mi hija?”, dijo Sepúlveda, que halló a la niña en Arizona, adonde la habían trasladado desde Chicago.

Cañas espera reunirse con ella y juntarse con sus padres, que tienen la residencia legal, y su hermana, que es ciudadana. Tiene escasas probabilidades, dijo Sepúlveda, pero pedirá una nueva entrevista.

“El propósito de venir aquí era salvar mi vida y la de mi hija. Eso es todo”, dijo.

AP

Internacionales

Juez advierte a defensor de Chapo por alegato inicial

Publicado

con fecha

Autor

Un juez federal estadounidense amonestó al defensor del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras un alegato inicial en el que se acusó a dos presidentes mexicanos de aceptar sobornos.

Los fiscales en el juicio al solicitaron al juez Brian Cogan que desestimara el alegato inicial en el juicio a Guzmán por estar “imbuido de argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles”.

El juez Cogan se abstuvo de desestimar el alegato, pero amonestó al abogado Jeffrey Lichtman por haberse “apartado de pruebas directas o indiciarias”. Dijo que dará instrucciones al jurado para que se concentre en las pruebas.

“Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, dijo el juez y calificó el argumento de engañoso.

En su alegato el martes, Lichtman dijo al jurado que los fiscales estadounidenses soñaban desde “hace décadas” con condenar a Guzmán y añadió que “el mundo se enfoca en esta figura mítica de ‘El Chapo’”.

Lichtman aseguró que su defendido no era el verdadero líder de un cartel que enviaba toneladas de cocaína a Estados Unidos. Trató de echar la culpa a Ismael “El Mayo” Zambada, otro notorio jerarca del cartel de Sinaloa. Zambada está prófugo en México, agregó Lichtman, gracias a sobornos que “llegan hasta lo más alto”, con cientos de millones de dólares pagados al presidente actual de México y algunos de sus predecesores.

“Este caso les obligará a descartar muchas de las cosas que les enseñaron acerca de cómo funcionan los gobiernos y cómo se comportan, los gobiernos en América del Sur y Central y México e Incluso Estados Unidos”, dijo Lichtman. “Este caso les obligará a abrir sus mentes a la posibilidad de que los funcionarios de gobierno en los más altos niveles pueden ser sobornados, pueden conjurar para cometer crímenes horribles… y que los agentes de la ley en Estados Unidos también pueden ser corruptos”.

Un vocero del presidente mexicano Enrique Peña Nieto calificó las denuncias de “completamente falsas y difamatorias”. El expresidente Felipe Calderón dijo que eran “absolutamente falsas y temerarias”.

Guzmán, que se encuentra en encierro solitario desde su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado, se declaró inocente de amasar una fortuna enorme mediante el contrabando de toneladas de cocaína y otras drogas en una enorme cadena de suministro que llegaba hasta muy al norte de Estados Unidos.

Guzmán era una figura mítica en México que ha sido comparado con Al Capone y Robin Hood y es festejado en piezas musicales conocidas como narcocorridos. Su apodo de “Chapo” significa corto de estatura.

Lichtman reanudó su alegato el miércoles diciendo que “el mito de El Chapo” es “muy fuerte”. Dijo que los policías que lo arrestaron le pidieron su autógrafo en billetes de 100 dólares.

“El señor Guzmán disfrutaba de la publicidad”, dijo Lichtman. “Disfrutaba de la notoriedad”.

El abogado defensor dijo que los testigos de cargo eran mentirosos que buscaban reducir sus propias condenas. “Son gente que ha mentido a diario”, dijo. “Están aquí porque quieren salir de la cárcel como sea”.

Los fiscales mostraron el video de un túnel que va de México a un depósito en Arizona, presuntamente utilizado por Guzmán para acelerar las entregas de droga. El depósito estaba apenas a dos cuadras de una oficina de la Aduana estadounidense en la ciudad de Douglas, fronteriza con México.

El primer testigo, el agente de aduana retirado Carlos Salazar, dijo que la complejidad del túnel sorprendió a los agentes, según los cuales contenía equipo que puede encontrarse en un taller de reparación de vehículos.

El túnel tenía unos 50 metros (yardas) de longitud y era suficientemente grande como para que un hombre de 1,70 (5 pies, 8 pulgadas) de estatura pudiera recorrerlo casi sin inclinar la cabeza. Estaba equipado con luz eléctrica, una báscula industrial y un elevador hidráulico de un piso disimulado por una mesa de pool.

Las autoridades utilizaron herramientas pesadas para atravesar el hormigón, y solo después se dieron cuenta que podían abrirlo del lado mexicano con solo girar una llave de agua.

“No sabíamos que había un sistema hidráulico”, dijo. “No sabíamos que se elevaba el piso”.

Sigue leyendo

Internacionales

Cuba corta acuerdo médico con Brasil, Bolsonaro ofrece asilo

Publicado

con fecha

Autor

Cuba suspendió el miércoles un programa que envía miles médicos a Brasil para apoyar a los grupos más vulnerables en ese país sudamericano en reacción a las críticas que formuló el presidente electo Jair Bolsonaro al esquema de cooperación con la isla caribeña.

Desde Brasilia, Bolsonaro respondió a la medida cubana asegurando que dará asilo a los galenos.

El programa fue iniciado hace cinco años bajo el auspicio y la coordinación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y para Cuba significa el ingreso de millones de dólares por los servicios prestados.

“Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos”, expresó el Ministerio de Salud de Cuba en un comunicado, al tiempo que lamentó que el mandatario electo pusiera en entredicho la preparación de los médicos y condicionar “su permanencia en el programa a la reválida del título y cómo única vía contratación individual.

“No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos”, agregó la nota de la dependencia oficial.

El comunicado aseguró que Cuba “no continuará” con el programa pero no ofreció detalles sobre si retirará en lo inmediato a sus especialistas o en qué plazo se producirá su salida.

Bolsonaro, quien asumirá el poder oficialmente el 1 de enero, dijo que el programa se interrumpió porque Cuba no aceptó las pautas fijadas por la nueva administración brasileña y ofreció refugio a los doctores.

“Tenemos que dar asilo a las personas que lo quieran”, manifestó el presidente electo durante una conferencia de prensa el miércoles. “El cubano que quiera pedir asilo aquí, lo tendrá”. También alimentó su cuenta de Twitter con reacciones a la decisión cubana.

“Condicionamos la continuidad a la aplicación de un test de capacidad, salario total a los profesionales cubanos -hoy en su mayor parte destinado a la dictadura-, y a la libertad para que traigan a sus familias”, escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter el miércoles. “Infelizmente, Cuba no aceptó”.

En declaraciones a inicios de noviembre, el mandatario electo cuestionó la calidad profesional de los médicos, llamó a las galenas isleñas “mujeres vestidas de blanco” y calificó al gobierno de la isla de dictadura.

Durante la campaña electoral también había prometido “expulsar” a los médicos cubanos basado en el examen de revalidación de diplomas médicos obtenidos en el exterior. Advirtió asimismo que Brasil giraría hacia el comunismo y se convertiría en una suerte de Venezuela si ganaba el Partido de los Trabajadores.

El presidente electo es un ex-militar que suele hablar positivamente de la dictadura brasileña (1964 y 1985), incluso menciona que los uniformados deberían haber matado a más gente, al tiempo que tuvo palabras de discriminación hacia las mujeres y comentarios racistas.

Cuba tiene convenios de envío de médicos y otros profesionales a 67 países para atender programas sociales en sectores marginados donde no suelen ir los expertos de las propias naciones. Este es uno de los principales rubros de la economía de la isla, que tiene en los servicios ingresos por montos estimado de 10.000 millones de dólares.

Venezuela, naciones africanas como Angola o del Caribe y hasta ahora Brasil estaban entre sus principales destinos.

Las normas estipuladas por Cuba en sus misiones internacionales, como se denomina a estos programas, establece que los gobiernos pagan –hubo algunos de estos cuyos costos fueron absorbidos por la isla– directamente a la administración isleña, que se queda con un porcentaje antes de depositarles el sueldo a los galenos.

Según el ministerio de Salud de Brasil, los médicos cubanos reciben un salario de 3.100 dólares mensuales, más vivienda y alimentación a cargo de los municipios en los cuales actúan. Versiones no oficiales señalaron que los galenos reciben el 30%.

Actualmente unos 8.300 especialistas cubanos se desempeñan en Brasil.

Desde que se abrió el programa oficialmente denominado Más Médicos en agosto de 2013 bajo el mandato de la entonces presidenta Dilma Rousseff, cerca de 20.000 colaboradores cubanos prestaron servicios en Brasil, atendiendo a 113 millones de pacientes en más de 3.000 municipios y unas 700 alcaldías que por primera vez contaron con un especialista en su territorio, informó el ministerio.

La OPS calificó a Más Médicos –que se renueva cada tres años y debería concluir este ciclo en 2019– de “importante y exitoso programa de cooperación Sur-Sur”.

“Los profesionales médicos cubanos no solo se orientan hacia el diagnóstico y tratamiento de dolencias, sino a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad”, expresó el reporte de la OPS.

Sigue leyendo

Internacionales

La defensa de “El Chapo” dice que el Cártel de Sinaloa pagó a EPN y Calderón millones en sobornos

Publicado

con fecha

Autor

Jeffrey Lichtman, el abogado de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, aseguró al jurado en Estados Unidos que Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa recibieron sobornos millonarios por parte del Cártel de Sinaloa. De acuerdo con la declaración, Ismael “El Mayo” Zambadaa quien considera “el verdadero narcotraficante”, fue quien los entregó.

Lichtman dijo lo anterior durante la primera audiencia contra “El Chapo”, de acuerdo con la agencia France-Presse, conocida como AFP.

“Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”, dijo esta tarde Felipe Calderón, después de que se diera a conocer la información.

La vocería de la Presidencia respondió también a las declaraciones: “El gobierno de EPN persiguió, capturó y extraditó al criminal Joaquín Guzmán Loera. Las afirmaciones atribuidas a su abogado son completamente falsas y difamatorias”.

Calderón Hinojosa declaró una guerra contra las drogas en diciembre de 2006, cuyas consecuencias se siguen viviendo en México. Se calcula que cerca de 200 mil han muerto a causa de la estrategia fallida de su gobierno, y unos 40 mil están desaparecidos. Además hay un número incalculable de desplazados por la violencia.

Durante años, en México, se ha dicho que los cárteles reparten grandes cantidades de dinero a las autoridades para mantener el flujo de drogas hacia Estados Unidos. Se señalan autoridades locales, pero también a altos militares. Pero todo se ha quedado aquí. “El Chapo” Guzmán es el capo del más alto rango, en la historia, que afirma que realizó “pagos millonarios” a presidentes mexicanos. Pero también es el primero de ese nivel que es juzgado en Estados Unidos.

Guzmán, que ha estado en encierro solitario desde que fue extraditado a territorio estadounidense el año pasado, se ha declarado inocente de los cargos de que amasó una fortuna multimillonaria en dólares contrabandeando toneladas de cocaína y otras drogas en una amplia cadena de suministro que llegaba a Nueva York, Nueva Jersey, Texas y muchas otras partes al norte de la frontera.

Emma Coronel, esposa de Archivaldo, asistió al juicio en la corte de Nueva York. El capo pidió antes que le permitieran abrazarla, pero las autoridades de Estados Unidos lo negaron.

Fuente

Sigue leyendo

Lo + Trending

Derechos Reservados Enteratever © 2009 - 2018